UNA CURIOSA HISTORIA QUE COMENZÓ EN 1991

Aquel mes de septiembre de 1994, hacía como unos tres años que llevaba preparando durante mis vacaciones en mi pequeño refugio de La Punta del Hidalgo lo que, como dije en su día, espero que termine siendo mi primer libro, al margen de la ya conocida Guía Gastronómica de Tenerife y su Provincia, que felizmente, en 1997, se convirtió en la primera guía gastronómica editada en Canarias. Fue en 1991, el año que nació mi única hija, María, y la idea del libro era que ella y quien lo leyera, conocieran algo más de la idiosincrasia lagunera. Si algún día ese libro pendiente termina haciéndose realidad, como esperaba y sigo esperando, será gracias a un montón de buenos amigos como Eufrasio Pérez “Fafín”,Emilio González Antón “El Pupi”, Ramón Mario “el de La Oficina”, Pablo Reyes Núñez (el hijo de Domingo Reyes“El Practicante”), José Luis del Castillo “Garabote” y hasta don Victoriano Ríos, que es de la familia de “Los Porrones”… Emilio González, Domingo Reyes Victoriano Ríos, ya tristemente fallecidos, pero permanentemente en el recuerdo de todos.

La Plaza del Cristo en la fiesta de septiembre, cuando ésta todavía era toda de tierra.

LAS RIMAS DE EMILIO GONZÁLEZ ANTÓN “EL PUPI”

Desde hace ahora unos treinta y pico años vengo recopilando, con la ayuda de todos ellos y mucha más gente buena, un montón de datos sobre los curiosos motes, cariñosos apodos y entrañables “nombres de guerra” de ilustres y respetadas familias y personajes laguneros. Más de cien familias y casi un centenar de personajes populares conforman la lista en la actualidad. En su momento, el año 1994, me apeteció sacar a la luz pública algo de lo ya recopilado. Fue mientras decíamos nuestro último adiós al gran Manolo Alemán De Armas. Se lo comenté al hoy también fallecido, Emilio González Antón “El Pupi” (el hijo del “Buen Ladrón”) amigo personal y de trabajo del querido y recordado Manolo, quien se ofreció para unir los nombres de mis listas a su amistad, su buen humor y sus divertidas rimas. La víspera del Cristo del año 1994 se publicaron por primera vez las rimas de “La noche de los laguneros”, que dedicamos con todo cariño a Manolo Alemán.

La plaza ya pavimentada con la antigua fuente al centro y los “cochitos locos” al fondo

A LOS LAGUNEROS Y LAGUNERAS QUE SE FUERON

En este año 2020 tendríamos que hacer extensiva la dedicatoria a Chuchín “El Cuijo”, a Juancho López-Echeto, Gustavo (el de la tasca “Dos y Una”), a Miguel “El Naripa”, a los hermanos de Manolo:Adrián y Gilberto Alemán, a Norberto “Zenón” (el fotógrafo), al puntal farmacéutico Enrique Lecuona Ribot, al gran abogado Federico González de Aledo, al irrepetible Pedro Molina Ramos“El Mago”… y así, a otros muchos laguneros ejemplares y, muy especialmente, por su reciente fallecimiento, al gran orfebre Juan Ángel González García (que en paz descanse) uno de los puntales en la reciente restauración de la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de La Laguna y, más concretamente, de su altar-retablo. Muchos amigos me han preguntado que, en este 26º aniversario de su primera edición en El Cotarro, por qué no volvía a rescatar las rimas de “La noche de los laguneros” y volviesen a ver la luz pública. Y tal día como hoy, con el permiso una vez más de Emilio “El Pupi”, vuelvo a cometer la osadía de compartirlas con todas y todos ustedes…

El gran orfebre Juan Ángel González García, recientemente fallecido

CUIDÉMONOS Y CUIDEMOS NUESTRAS TRADICIÓNES

Deseo que, con la amistad por bandera, esta publicación sea un humilde homenaje, con cariño y absoluto respeto, a tantos laguneros ejemplares que ya no están entre nosotros y que, como Pedro Molina Ramos, tanto lucharon por conservar las tradiciones de La Laguna. Lo hago apostando por lo nuestro, por recuperar, en la medida de lo posible, nuestra historia, nuestras mejores tradiciones, por no perder nuestras buenas costumbres… y por el empeño de los compañeros de la Peña-Tertulia “Primer Viernes”, que, precisamente en aquel año 1994, comenzamos a nos reunimos (cada primer viernes de mes, claro) en la popular tasca “La Oficina” (desaparecida en la actualidad, aunque esperamos que “resucite”) y que seguimos reuniéndonos mes a mes… ¡Ah!, y un aviso: a los que nombramos… que no se ofendan; y a los que no nombramos … que tampoco se ofendan. A todos, nuestro respeto, nuestro recuerdo y nuestra gratitud. Este año, por el puñetero COVID no nos debemos ver en la plaza, pero, si es posible, que no falte la “Noche de los Laguneros” en la casa de cada una de nuestras familias. Les dejo con las rimas escritas por Emilio González Antón

La recordada Tasca “La Oficina” donde se fundó la Tertulia “Primer Viernes”

LAS RIMAS DE “LA NOCHE DE LOS LAGUNEROS”

En la noche lagunera

cada 13 se septiembre

no fallan los laguneros

al compromiso de siempre.

 

La cita en Plaza del Cristo

y las familias llegando

personajes populares…

¡ventorrillos funcionando!

 

Ya llega el señor “Obispo”

y también los “Sacristanes”

los “Piteras”, los “Rastrojos”

toditos los “Matacanes”

 

El “Fagón”, que es general,

Lorenza, Morón, Carreño,

cha Luisa Vieraen su empeño,

también el señor “Fiscal”.

 

Don Juan Oliva Tristán,

y Goyito “Cagarruta”

con doña Carmen “La Bruta”

y Jacinto “Capitán”.

 

Y Manuel “El Carampín”

Con JuanPenedo y Fariña

que juntos en comandita

presidían el festín.

 

Para empezar a cenar

los ilustres comensales

pronto iban a llegar

y ser las autoridades.

 

Primero los “Cornicales”,

los “Burros”, Tomás Morales

los “Poleos”,los “Chocheros”

y Antoñito “El Carbonero”.

 

Los famosos “Campaneros”,

los “Goletas”,los “Pacetas”,

don “Siteo Trinca el Pedo”

y muchos de los “Carpetas”.

 

Más p’alante, los “Marchantes”

y también “Matalajambre”,

al cabo rato los “Gatos”.

que menudo lío armaron

en llegando los “Lagartos”.

 

Mas pronto se hace la calma,

se presentan los “Fu-Fú”

y se aprovecha, señores,

p’a servir este menú:

 

Para empezar “Asadura”

de la blanda y de la dura,

“Chorizo”del más “Barato”

para cada uno un plato.

 

De “Carnero”una ración

con mojo de “Perejil”.

p’al que quiera buen “Lechón”

y continúa el festín.

 

De vino, diez “Garrafones”

que fue servido en “Porrones”

con ciento treinta librillos

repletos de“Gofio Millo”.

 

Diez quintales de “Batatas”

eso sí, muy “Pocas Papas”

aceite de “Girasol”,

ensalada de “Cebollas”

y un poco de “Troncocol”.

 

Como quiera que los “Gatos”

siguen muy, muy alterados,

se decide el añadir

un poco de buen pescado.

 

Surge la feliz idea:

varios platos de “Jareas”.

Lo peor es que les dio

un rato de “Cagalera”.

 

Acabada ya la cena

se disponen para el baile

“Garabote”saca el timple

“Pan Duro”se queda aparte.

 

Llega don Pepe “Cartaya”

que prepara la rondalla

con la ayuda inestimable

de “Alberto el de las Medallas”.

 

A cantar las seguidillas

va Lorenzo “Manzanilla”

y como desafina un poco

lo hacen los “Cocinillas”.

 

Era solista “Elvirita”

“Pacheco”y también “Anita”

y segunda voz de oro

el maestro “Pepe Penita”.

 

También voz privilegiada

la de don Emilio “El Buey”

que hacía de contra canto

con “Sota, Caballo y Rey”.

 

Con el timple –y aquí dudo—

mas yo a ustedes aseguro

que no hablo con ligereza,

o era “Daniel Huevudo”

o fue Juanito “Cabeza”.

 

El coro lo conformaban

“Curita”y “Patarrajada”

los “Patitas”,los “Machangos”

con los hermanos “Sastrones”

los “Garabullo”y “Foxtró”

y, como no, los “Fandangos”.

 

La orquesta ya está completa,

el amigo Quique “El Peta”

y por si alguno dudaba

ya se apunta el “Pandereta”.

 

Fiesta del Cristo, mañana.

Hoy noche de laguneros.

Ventorrillos, mantel blanco

¡viva lo nuestro y lo bueno”.

 

Y aquí acaban estos versos

compuestos con ilusión

y que escribió para ustedes

un hijo del “Buen Ladrón”.

La imagen del Cristo de la Laguna en su altar-retablo, el pasado día 9 de septiembre

Bnn_Careca

MIS TRES PILARES… SALUD, VIVIENDA Y EDUCACIÓN

Comienza oficialmente la temporada 2020/2021 en El Cotarro metidos en medio de un complejo escenario que plantea incógnitas por todos lados. La realidad mundial, regional y local, creada por la pandemia del COVID-19, debe hacernos reflexionar a todos nosotros y, sobre todo, hacernos más humildes, más generosos, más comprensivos y más solidarios. Me apetece dejar claro que, para mí, los tres pilares o derechos básicos para que una persona pueda sentirse como tal, e intentar ser al menos un poco feliz, deben ser, por este orden: el derecho a la Salud (que debe ser pública y universal, sin degradar ni condenar la Sanidad Privada), el derecho a la Vivienda (que debe ser digna y nunca «okupada») y el derecho la Educación (que debe ser en libertad y sin adoctrinamientos). A partir de aquí, recuerdo de nuevo la frase de cabecera del lagunero Juan Ríos Tejera, el popular «Juanito Cabeza», querido y respetado por todos, que decía: «No me busquen problemas donde no los hay». Y, donde los haya, tenemos que meterles mano y arreglarlos, lo antes posible y de la mejor manera, con diálogo, inteligencia, trabajo y profesionalidad.

Don Juan Ríos Tejera, el popular, querido, respetado e irrepetible, “Juanito Cabeza”

TRES COTARROS PARA UN SOLO DOMINGO

Dicho lo anterior de entrada, les confieso ahora que El Cotarro yo lo voy enjaretando poco a poco durante la semana, y que remato la faena cada viernes para que se publique el domingo. Esta pasada semana, casi he tenido que borrar y empezar de nuevo cinco veces. Comencé la primera redacción contando que, en los años 80, el americano Herb Schmertz con la colaboración de William Novak, revolucionaron el mundo de la empresa (y la política) con su legendaria obra “El silencio no es rentable”. Este trabajo marcó un punto de inflexión a partir del cual las empresas, los partidos políticos y muchas otras instituciones, empezaron a considerar la transparencia ante los medios de comunicación, y la colaboración con los mismos, como la alternativa más afín a sus intereses y objetivos. Y lo redacté y puse para contarles que mucha gente de la profesión sanitaria está echando pestes y critica cómo esta la Sanidad por dentro, pero que lo hace por lo bajini, como criticones en plan cuchicheo, sin plantarse de verdad y contarlo todo públicamente, dando la cara.

Herbert Schmertz, autor, con William Novak, de “El silencio no es rentable”

EL DURO ESCRITO DE INTERSINDICAL CANARIA

Comencé escribiendo que Intersindical Canaria (IC), la Unión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CCOO), el Sindicato de Enfermería (SATSE), el Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife (COMTF), o el Colegio Oficial de Enfermería, y hasta los comités de empresa de los distintos hospitales, todos han estado y están mayoritariamente callados como tusos… Y no iba (ni voy) muy descaminado, pero lo cierto y verdad es que, en medio de mi crítica, denunciando que eran (y son) culpables por omisión, a la vista de su silencio cómplice, va y llega (el día 1) un comunicado (el segundo en unos meses, es verdad) de la sección de Intersindical Canaria en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), donde está como líder el puntal Abel Ramos Negrín. Un comunicado durísimo, directo y demoledor, titulado, textualmente: “Tras un año de gestión, DE MAL EN PEOR la situación laboral y asistencial en el HUC”, poniendo en él cinco fotografías y subtitulando “Si la inoperante Dirección no está de acuerdo con la ofensiva contra el HUC, lo más honesto es que dimita”. (Lo pueden encontrar en Internet y Facebook)

Afiliados y simpatizantes de Intersindical Canaria, manifestándose en el HUC

RELEVO DE ALBERTO PAZOS POR CONRADO DGUEZ.

Entonces comencé una segunda redacción apuntando que el presidente canario, Ángel Víctor Torres(PSOE), y su consejero del ramo, Blas Trujillo Oramas, tenían una «papa caliente» a la que tenían que hacerle frente de forma urgente y que, de los tres temas absolutamente urgentes: Sanidad, Turismo/Economía y Educación, el primero a tratar era tranquilizar las aguas en Sanidad y, definitivamente, plantarle cara a la crisis del COVID-19 con profesionalidad y rigor. Y cuando estaba en ello, salta la noticia del posible relevo de Alberto Pazos como director del Servicio Canario de la Salud (SCS) para volver a poner al frente del mismo a Conrado Domínguez Trujillo. Y me vuelven a fastidiar lo redactado y retomo una tercera redacción, para manifestar que, de forma inteligente y valiente, Ángel Víctor y Blas han querido «meter mano» al problema nada más comenzar este nuevo «curso político». Me refiero al hecho de rectificar (que es de sabios) y volver a recuperar a Conrado Domínguez y nombrarlo, de nuevo, director del SCS

Blas Trujillo (i), consejero de Sanidad, y Ángel Víctor Torres, presidente de Canarias.

TREMENDA CARAJERA EN EL POSE Y PODEMOS

Tengo claro que el presidente Ángel Víctor Torres se la ha jugado apostado fuerte y decididamente por Conrado Domínguez, plantando cara a las presiones de muchos de su propio partido, tanto en Gran Canaria como en Tenerife. Muchos (o quizá no tantos) personajes «influyentes», que muchas veces continúan viendo fantasmas donde seguramente no los hay, y sabiendo, además, que, lamentablemente, en el PSOE actualmente no tienen personas preparadas (me consta que sí las tienen) o bien, las que hay, por razones que sería interesante analizar, no quieren entrar en Política y se niegan a aceptar un cargo, por muy relevante que éste pueda ser, y al margen de los potenciales sueldos, que no llegan a compensar los sacrificios (personales, familiares y profesionales) que dichos cargos conllevan. Por ello, más de un miope (o mediocre) socialista, y unos cuantos más en Podemos, se mosquearon y plantaron… pero sin éxito final, a pesar de las amenazas y posteriores dimisiones de Jesús Morera (hoy ya exgerente del Hospital Doctor Negrín) y Ricardo Redondas (hoy ya exdirector de Atención Primaria en Gran Canaria).

Jesús Morera, ex consejero de Sanidad y hoy ex director del Hospital Dr. Negrín.