CÁMARA HIPERBÁRICA EN HUC

Los tratamientos con la oxigenoterapia hiperbárica (OHB) en una cámara como esta, suelen durar entre uno y tres meses, en sesiones diarias (de lunes a viernes) que a su vez duran una hora y media. Desde hace años y sin problema alguno (incluso recibiendo y tratando pacientes de otras islas) la sesión diaria comienza por consenso de todos los gestores del HUC e IMETISA, a las 9:15 de la mañana. Como podrán comprender, la cámara del HUC tiene que adecuarse para que, de la mejor manera posible, pueda ayudar en cada sesión a diez pacientes (cada uno hijo de su padre y de su madre y proveniente de cualquier punto de Tenerife o de Canarias. Uno de estos pacientes, Francisco González Cruz, es un majorero que desea ser tratado en dicha cámara y que quiere venir cada día desde Fuerteventura a Tenerife y regresar el mismo día a su isla de residencia. El amigo Paco, que está en todo su derecho, denuncia que no puede llegar cada mañana a la sesión porque el primer Binter desde su isla, aterriza en Tenerife a esa misma hora (las 9:15)

FOTO-3.--Cámara-Hiperbárica-del-HUC

Detalle de la Cámara Hiperbárica del H.U.C., propiedad de IMETISA

TENERIFE DEJA A PACO SIN OXÍGENO

En un periódico de Gran Canaria y con el titular “Tenerife deja a Paco sin oxígeno” (¡tócate los timbales!) el majorero Francisco González Cruz ha manifestado (creo que injusta y equivocadamente) que “el HUC se niega a retrasar la sesión” y “falta de sensibilidad del Servicio Canario de la Salud” por no retrasarla 45 minutos y que comience cada día a las 10:00. Pero el amigo Paco (que está en su derecho) no se da cuenta que su deseo (lógico por su parte) puede chocar con los deseos (y también derechos) del resto de pacientes que, a lo mejor, les conviene y prefieren comenzar la sesión a las 9:15, porque terminan antes y pueden emplear el resto del día en otros menesteres. Y me temo que Paco González, además, no ha contado con los posibles retrasos en los vuelos de Binter (por motivos técnicos y/o meteorológicos) y menos con los permanentes atascos de la autopista TF5 (sobre todo de Los Rodeos a Santa Cruz) y hasta los bloqueos que suelen tener los accesos al HUC. Me temo que muchos días, seamos sinceros, Paco no llegaría ni a las 11:00. El retrasar o no el comienzo de la sesión de oxigenoterapia, será tema a analizar y solventar de la mejor manera, pero, en ningún caso, se puede hablar de falta de sensibilidad por parte del HUC y menos de su equipo humano.

FOTO-4.--Cámara-Hiperbárica-Multiplaza

Detalle del interior de otra cámara hiperbárica, similar a la que tiene nuestro H.U.C.

HIPERBÁRICA FALTA DE IGNORANCIA

Pero lo peor, lo más lamentable, lo más cabreante, lo más impresentable del asunto, está en algo que, al parecer, ni el consejero Jesús Morera, ni el director del SCS Roberto Moreno han caído en varios simples detalles: Por un lado, la lista regional de espera para un tratamiento de oxigenoterapia, está en alrededor de cuatro meses. Por otro, la cámara hiperbárica es una máquina que puede realizar tres y no sé si hasta cuatro sesiones diarias. Según me aseguran fuentes solventes dignas de todo crédito, solo se necesitaría aumentar los recursos humanos en dos enfermeros. ¡sólo dos enfermeros y además sólo un par de horas al día!. Con ello podría comenzar una sesión como siempre a las 9:15, (que terminaría a las 10:45) y una segunda sesión podría comenzar a las 11:30 del mediodía (que acabaría a las 13:00). A esta segunda sesión podría llegar nuestro majorero Paco sin problema (casi con toda seguridad) y retornar feliz y contento por la tarde a Fuerteventura. Y creo que, de paso, la lista de espera prácticamente desaparecería. Y de rebote (muy importante) bajaría el tiempo de estancia hospitalaria de muchos pacientes, cuya recuperación se aceleraría gracias a la oxigenoterapia. ¿Es tan complicado y costoso hacer esto que les cuento?, ¿Estoy yo equivocado?, ¿Le han propuesto ya esta posible solución (y mejora) a Eduardo De Bonis?, ¿le habrá llegado esta propuesta y positiva solución al consejero Jesús Morera o al director del SCS, Roberto Moreno?, y por último ¿La falta de ignorancia se cura con oxigenoterapia?

FOTO 6.- Roberto Moreno

Roberto Moreno Díaz, Director del Servicio Canario de la Salud (SCS)

PALIATIVOS DEL TÓRAX, TODO UN EJEMPLO

Para terminar en positivo y si me lo permiten, comparto con ustedes una vivencia personal. Todo lo anterior lo he escrito de madrugada, mientras acompañaba a un familiar (que tristemente ya ha fallecido serenamente) en la Unidad de Cuidados Paliativos que dirige el Dr. Miguel Ángel Benítez Del Rosario en el veterano Hospital del Tórax, que depende del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC) que muy bien gerencia (creo) la Dra. Mercedes Cueto. Debo decir y digo, que la gran profesionalidad con la que atienden y cuidan a los pacientes (en su mayoría terminales), el respeto y exquisito trato que dispensan a sus familiares, la paciencia que tienen y la diligencia con que trabajan, el modo de capear los últimos momentos de una cruda enfermedad y el tránsito a lo que Baden Powell y los boy-scouts llaman “el gran campamento eterno”, se hace más llevadero con la ayuda de profesionales como los que desarrollan su labor en la Unidad de Cuidados Paliativos. Sin duda, son todo un ejemplo de buen hacer, que merecen que su labor se conozca por todos y que, públicamente, sea valorada. En un momento en el que la Sanidad está cuestionada y los recortes afectan a todo y a todos, la impagable y vocacional labor de las y los profesionales del sector (médicos, enfermeras, auxiliares) de la sanidad canaria, como los de Unidad de Cuidados Paliativos del tinerfeño Hospital del Tórax, merecen nuestra sincera felicitación. Con estas sencillas líneas, queda expresada la mía.

FOTO-7.--Hospital-del-Tórax

Fachada principal y entrada al Hospital del Tórax de Tenerife, dependiente del HUNSC

Bnn_Careca