INCOMUNICADOS POR EL VINO

♦ El estribillo de la popular canción de Horacio Guarany titulada “Volver en vino” dice que “si el vino viene, viene la vida” y dice la tradición que el buen vino, tomado con moderación, alegra los corazones, agiliza el verbo y facilita la conversación… Pero cuando de política se trata, parece que en Tenerife el vino produce distanciamientos, piques y hasta incomunicación… Y si los máximos responsables del sector del vino no se hablan entre ellos, en vez de “venir la vida” lo que se barrunta es la muerte… He estado últimamente en un par de actos en los que el consejero de Agricultura del Cabildo de Tenerife, José Joaquín Bethencourt Padrón, y el director general del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), Alfonso  Juan López Torres, no se hablan y casi ni se saludan… No me gusta nada el caminar de la perrita vinícola.

José Joaquín Bethencourt con Alfondo Juan Torres

Alfonso Juan López Torres (a izquierda) y José Joaquín Bethencourt… Casi ni se miran y últimamente ni se hablan…. Solo se saludan por educación…

Un comentario sobre “INCOMUNICADOS POR EL VINO

Dejar un comentario