QUE NO ME TOQUEN LA CABRA DE LA LEGIÓN

Desde hace tiempo, mucha gente canaria, directa o indirectamente relacionada con la política, ha venido trabajando por conseguir lo que entienden como una necesaria y conveniente unión del “nacionalismo” canario moderado. Mientras tanto otra gente canaria, también inquieta y preocupada, ha estado moviéndose en torno a otro posible proyecto, más cercano al “regionalismo”, que parece igual pero que no es lo mismo. El regionalismo tiene que ver más con una frase que solía repetir mi querido y recordado amigo, Ignacio Pintado Mascareño (q.e.p.d.) y que decía: “A mí a canariedad y a ser canario no hay quien me gane, pero no me toquen la cabra de la Legión”. Y lo que ha pasado en Madrid alrededor de la investidura de Pedro Sánchez, algo o mucho tiene que ver con todo esto. Y con nuestro futuro a medio y largo plazo.

A canario no hay quien me gane… pero “no me toquen la cabra de la Legión”

REUNIÓN CON UN “SÍ” YA PRECONCEDIDO

Por lo pronto, Coalición Canaria (léase Fernando Clavijo, José Miguel Barragán, Ani Oramas, José Alberto Díaz, etc..) y Nueva Canarias (léase Román Rodríguez, Pedro Quevedo, Carmelo Ramírez “El Chico”,) comenzaron dudando si votar “sí” a Pedro Sánchez, darles un “no” o, simplemente, abstenerse. La decisión, en principio, dependería del “peso” y, por tanto, el “valor” de los dos votos canarios en función del resto de votos del Congreso. Pero en una reunión donde entre otros estuvieron Fernando Clavijo y Barragán, por parte de CC, y entre otros Román Rodríguez y Carmelo Ramírez por NC, reunión que se iba a celebrar para decidir el sentido de los dos dichosos votos, Román Rodríguez (NC) y su gente, que actualmente están gobernando Canarias junto con Ángel Víctor Torres(PSOE) se descolgaron diciendo que el documento que les había presentado el PSOE para ellos era válido y que ya habían decidido que iban a votar “sí” a Pedro Sánchez.

Fernando Clavijo (Coalición Canaria) Y Román Rodríguez (Nueva Canarias)

PEDRO QUEVEDO, UN “SÍ” POR MEDIO PESO

Y entonces, Fernando Clavijo y Barragán, por parte de CC, apuntaron que dar un “sí” a Pedro Sánchez, solo por comprometerse a cumplir los fueros canarios (que son ley y que como tal debe cumplirse) era muy poco. Y propusieron, por ejemplo, solicitar que a las empresas canarias se le rebajase al 50% la cuota a la Seguridad Social, para fomentar la creación de empleo, y que se rebajase también el IRPF, como, por cierto, y salvo error u omisión, parece que ya se hace en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Pero la decisión de Nueva Canarias estaba tomada hacia el “sí” … y parece que insinuaron a Coalición que Ani Oramas se abstuviera. Todo esto dinamitando la idea inicial (pensada y pedida por muchos) de que los dos diputados canarios (Pedro Quevedo y Ani Oramas) votaran lo mismo, sea lo que fuere, pero igual los dos.

José Miguel Barragán, secretario general de CC y Carmelo Ramírez (NC)

LOS TREMENDOS “HUEVOS” DE “LA KÍKARA”

Así las cosas, el “muerto” quedó en manos de Coalición, que reunió a su Consejo Político Nacional para decidir y luego decirle a Ana Oramas lo que tenía que votar. Pero cuando se iban a reunir, ya muchos sabían que Ani Oramas (coherente con su trayectoria y tras lo dicho por las redes, en más de un mitin y en algún medio de comunicación) iba a votar “no”, desde el momento en que NC decidió por su cuenta y riesgo, hacer lo que le dio la gana, en contra del voto unitario en el mismo sentido, fuera el que fuera. Y el Consejo Político Nacional decidió “por unanimidad” que el voto fuera abstención, con gran carga de hipocresía y cinismo, porque muchos estaban, estuvieron y están con la postura y el voto que finalmente ejerció Ana Oramas, a quien cariñosamente llaman “La Kíkara”. En este caso, hay que reconocer y no se le pueden negar “los huevos” que le ha echado a la investidura… y a CC.

José Alberto Díaz, exalcalde de La Laguna y, quizá, el que tiene más claro… todo.

ANI NO SE TOCA, SI NO ES PARA UN HOMENAJE…

Y después de que Ani Oramas votara lo que votó, con desobediencia a su partido, pero de acuerdo con su conciencia, unos han saltado en su contra, otros a su favor y Coalición Canaria ha quedado en una difícil situación, entre la espada y la pared y en una compleja encrucijada. Y por las redes circulando como reguero de pólvora el siguiente mensajito “Tenemos que hacer viral el siguiente mensaje: ¡¡¡ Ojito CC, Ana Oramas no se toca, si no es para hacerle un homenaje!!!!!!!”. Y muchos de los que hipócrita y cínicamente se rasgan las vestiduras con lo de expedientarla y pidiendo que expulsen (que no seré yo quien diga lo que deben hacer con ella y su voto) se olvidan de “magníficos, elocuentes y contundentes” ejemplos de acciones, expedientes, archivo y perdón.

Ana María Oramas González-Moro, diputada de Coalición Canaria (CC)

LO MISMITO… QUE EN OTRAS OCASIONES

Recuerden que en su momento Anselmo Pestana (PSOE) hizo lo que creyó oportuno en el Cabildo de La Palma, como hace poco lo hicieron los consejeros palmeros del PP, para echar de la presidencia a Nieves Lady Barreto (CC) y todos, tras el oportuno expediente de trámite y la expulsión (de aquella manera), fueron todos perdonados y readmitidos. Y Antonio Morales (NC) presidente del cabildo gran canario no hizo campaña a favor de CC-NC, aunque se lo había mandado ésta última. ¿Quién va a escupir para arriba? La próxima semana, más y mejor, La próxima semana, más y mejor, con el mes de mayo y un más que congreso en el horizonte… Amén.

Carlos Alonso (CC) ex presidente del Cabildo de Tenerife (d) y Antonio Morales (NC) presidente del Cabildo de Gran Canaria.

Bnn_Careca

DIVORCIO POLÍTICO Y MIRADA AL FUTURO

Hoy es el día 5 de enero de este bisiesto 2020 que acabamos de estrenar. Mañana celebraremos el “Día de Reyes” y, si no se produce una “hecatombe” política, pasado mañana, día 7, el “rey” será Pedro Sánchez, si finalmente gana la oportuna votación en el debate de investidura, y será elegido presidente del Gobierno. En medio queda el casi fallido intento de unión del nacionalismo canario entre Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias (NC) y el más que probable “divorcio político” entre Ani Oramas (CC) y Pedro Quevedo (NC). Y también en medio queda un intenso debate en el seno del llamado “G5” que se ha reunido para ver qué hacían y qué votaban, o mejor, lo que le pedirían a Ani Oramas que votase, aunque ella hará finalmente lo que en conciencia crea oportuno, o lo que le dé la gana, por mucho que formalmente CC le pida que vote abstención.

Pedro Quevedo y Ana Oramas, muy serios y todavía uno al lado del otro en el hemiciclo. Pero, si no vi mal, ayer me pareció que ya estaban en escaños separados y con algún otro diputado en medio de ellos… Pero no lo puedo asegurar… Ojalá que no

EL “G4”, LUEGO EL “G5”, Y ANA POR SU LADO

El llamado “G4” es un grupo de compañeros y amigos, líderes de CC, como son: Fernando Clavijo(expresidente de Canarias) Carlos Alonso (expresidente del Cabildo tinerfeño), José Manuel Bermúdez(exalcalde “chicharrero”) y José Alberto Díaz (exalcalde lagunero). Luego pasaron a denominarse “G5” con la incorporación del compañero (no tanto amigo) Francisco Linares (alcalde de La Orotava y secretario insular de CC en Tenerife). Fuera de ambos queda la diputada Ana Oramas González-Moro, “peso pesado” del partido, pero que está “contenta” con lo de las relaciones con Román Rodríguez y Nueva Canarias y “más que contenta” con lo del gobierno de coalición a nivel nacional entre Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos)

Francisco Linares el 5º miembro del G5 y Ani Oramas que está fuera de dicho grupo

DISTINTOS HORIZONTES PARA UN SOLO VOTO

Me consta que en el seno del “G5” se ha producido un interesante debate, no tanto sobre el sentido del voto de CC en la sesión de investidura de Pedro Sánchez (que también), sino, sobre todo, en el valor y el coste del sentido de dicho voto a corto, medio y largo plazo. Y ahí las visiones y pensamientos políticos son distintos y, por su puesto, contrarios a lo que hoy piensan Román Rodríguez y Pedro Quevedo, en el seno de NC. Y respetando la trayectoria y lo manifestado por Ana María Oramas (más allá de que guste o se esté más o menos de acuerdo con lo dicho y asegurado) los más inteligentes (y listos) de CC piensan que el horizonte verdadero no está en pasado mañana, día 7 de enero, sino más allá… Todo ello a pesar del “Caso Grúas”, pendiente de resolución o archivo, y con Fernando Clavijo en el senado.

El “G4”: Carlos Alonso, José Alberto Díaz, José M. Bermúdez y Fernando Clavijo.

UN NO, POR CANARIAS, O UN SÍ POR ESPAÑA

Uno de los miembros con más visión política del “G5” llegó a manifestar en el debate interno que, en la posible investidura de Pedro Sánchez, se le debería dar un “NO”, por cómo ha tratado a Canarias, pero que se le podría dar un “SI” por el bien de España. Pero parece que, en el actual momento del debate de investidura y a partir de los partidos que se han comprometido con el “SÍ”, el voto de CC, a través de Ana Oramas, va a “pesar poco” y va a ser poco decisivo, por no decir que será absolutamente innecesario. Por ello, los miembros del “G5” han sugerido al secretario general de CC, José Miguel Barragán, que le pida a Ani Oramas que se abstenga. Pero ella, a sus años, con sus principios y su trayectoria, con su veteranía y experiencia, hará finalmente lo que le dicte su cabeza y su corazón. Hará lo que le dé la gana. Y en medio de todo esto, sepan que está surgiendo un movimiento en Canarias que tiene más que ver con el “regionalismo” que con el “nacionalismo” y que, en espíritu, tiene mucho que ver con el lazo que les reproduzco.

Lazo que está inspirando algunos movimientos más “regionalistas” que “nacionalistas”