LA RECOVA DE REGALO

Hablando de Reyes Magos y en positivo, creo que estoy en disposición de afirmar que este año que comienza podría desbloquearse definitivamente la dichosa construcción del nuevo Mercado de La Laguna. Mientras la estabilidad política lagunera termina de consolidarse, me consta que el alcalde José Alberto Díaz sigue convencido de que el mejor futuro para La Laguna pasa por trabajar duro y con las ideas claras. En ese sentido, el alcalde está decidido a buscar fórmulas realistas para que, a su vez, la nueva «Recova» lagunera sea una realidad muy pronto. Parece que el proyecto de los arquitectos Carlos de Luxán y Almudena Peralta, ganadores del concurso que en su día se desarrolló, podría ser muy bonito, pero sin embargo, poco práctico, de compleja y cara construcción y, sobre todo, que  acarrearía unos costes de explotación poco viables.

nueva_recova_lalagunaInfografía del que fue proyecto ganador para la construcción del nuevo mercado municipal de La Laguna.

AL CONSENSO…O NADA

Hay fórmulas reales que, si hay imaginación, voluntad y consenso, podrían desbloquear la situación enquistada desde hace unos diez años y que podría seguir enquistada otros diez más.  El concejal delegado de Mercados, Zebensuí González de León (que debería ejercer más como tal) y el nuevo presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado, el carnicero Benito Díaz (que debería actuar con más información y mesura) tienen una oportunidad única, que no deberían dejar pasar. La Laguna necesita un nuevo mercado municipal, pero que, en la medida de sus posibilidades, se autofinancie en su construcción y en el día a día de su futura explotación. Los comerciantes lo saben y de su inteligencia, amplitud de miras y generosidad depende. Si se dan cuenta del momento que están viviendo y la oportunidad que pueden tener por delante, Melchor, Gaspar y Baltasar, podrían traerles buenas noticias este mismo año. Si no se dan cuenta, les auguro un futuro más negro que el propio carbón que también suelen traer los mismos Reyes Magos.

zebenzui_gonzalezZebensuí González de León, concejal delegado de Mercados en La Laguna

ANTONIO CASTRO, TODO UN PROFETA

♦ Ya pasó el temporal electorero y la realidad se ha impuesto, para alegría de unos y tristezas de otros. Allá por el año 2012 (por lo menos) el inteligente y astuto parlamentario palmero, Antonio Castro Cordobez, quien fuera presidente del Parlamento de Canarias y líder de la Agrupación Palmera Independiente (API), siempre muy crítico con la forma y manera de continuar el desarrollo del proyecto nacionalista (pero menos) de Coalición Canaria, me manifestó lo siguiente: «Esto está muy complicado. Hay que renovar y rejuvenecer el proyecto. Tenemos que trabajar desde hoy pensando en el año 2019, para ver si de esta manera conseguimos ganar en el 2015». Visto está que no le han hecho mucho caso y los resultados del 2015 (tanto en las elecciones locales como en las nacionales) han sido bastante lamentables. El mosqueo interno en CC es más que importante y gente relevante como Rosa Dávila (actual consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias) o Efraín Medina y Cristina Valido (consejeros del Cabildo de Tenerife), entre otros, ya no ocultan su preocupación y manifiestan (por ahora en corrillos privados y de forma discreta) que hay que hacer algo de forma absolutamente urgente… O me temo que habrá que decir aquello de ¡adiós Coalición, adiós!

FOTO 3.- Antonio Castro Cordobez

El “profeta” palmero, Antonio Castro Cordobez

COALICIÓN NO “CUIDA” A LOS SUYOS

♦ En un almuerzo de una discreta tertulia empresarial le preguntaron hace unos tres años a Manuel Hermoso Rojas que quién mandaba en Coalición Canaria. El veterano y popular líder de la formación nacionalista respondió: «Por favor, no me hagan esa pregunta». La conversación siguió discurriendo hasta que llegó la hora de hablar de los relevos y otra acreditada personalidad presente en la reunión manifestó: “Coalición siempre ha pilotado mal sus relevos y no ha sabido dar una salida airosa a los que se van, que luego suelen ponerse en contra”. Se refería seguramente a Román Rodríguez y, sobre todo, a Paulino Rivero. Otro añadía seguidamente que no hacían piña con los que llegaban (seguramente se referían a Fernando Clavijo) y disfrutaban poniéndole «toniques» en el camino. Y alguien sentenció finalmente algo que me parece muy importante y que tiene toda la pinta de ser más que cierto: Coalición Canaria no mima y cuida a «los suyos» en el más amplio (y sencillo) sentido de la manifestación. Muy al contrario, CC se ha especializado en desilusionar a quien, durante mucho tiempo, ha participado directa o indirectamente en el proyecto nacionalista. Afiliados, simpatizantes, votantes y amigos, hoy están desencantados y dispuestos a cambiar de apuesta.

 

FOTO 4.- Manuel Hermoso

Manuel Hermoso, ex-presidente del Gobierno de Canarias y ex-líder de Coalición

EL NUEVO «G-4» LLAMADO A ACTUAR

♦ Mientras tanto y por otro lado, ahora resulta que no hay uno sino dos. Me refiero al denominado «G-4» nombre por el que, en los círculos politiqueros tinerfeños (especialmente en el seno de CC) se conocía a la unión o reunión en plan «comandita» de Fernando Clavijo (entonces alcalde de La Laguna), Javier González Ortiz (ex consejero de Hacienda de Paulino Rivero), Carlos Alonso (siendo vicepresidente del Cabildo) y José Manuel Bermúdez (ya alcalde chicharrero). El renovado «G-4» ha cambiado a González Ortiz (ahora “MAC” bien retirado de la política) por José Alberto Díaz, el sufrido alcalde lagunero. Son los que están llamados a actuar rápidamente. Paralelamente ha surgido otro grupo al que ya llaman en «G-4 Municipal» que, aglutinado por el alcalde lagunero, José Alberto Díaz, sigue uniendo a José Manuel Bermúdez y suma, además, al alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo Macario, y a la alcaldesa de Telde, Carmen Rosa Hernández Jorge. Tanto el primero como el segundo «G-4» están siendo vistos con recelo y con cierta envidia por terceras partes que se sienten «amenazadas» o bien «ninguneadas»… Solo podemos rematar recordando que «la ignorancia es atrevida», o bien que «hay falta de ignorancia».

 

FOTO 5.- El nuevo G-4

De Izda. a Dcha.: Carlos Alonso, José Alberto Díaz, José M. Bermúdez y Fernando Clavijo

LA LAGUNA VA AL “TUMBO FORZOSO”

♦ Para terminar quiero agradecer la gran acogida que ha tenido El Cotarro del pasado domingo y las felicitaciones recibidas por el mismo. Debo decirles que el envite continúa y que, tras el «chico fuera» cantado por el alcalde lagunero, José Alberto Díaz, al ínclito Javier Abreu, la partida continúa y todo apunta a que se va a llegar al «tumbo forzoso». Esta semana Gustavo Matos (de una manera) y Santiago Pérez (de otra) han terciado en el tema. Santiago sabe mucho de envite; Gustavo me temo que muy poco y, a estas alturas, no sabemos si Javier Abreu iba “de farol”. Sólo sabemos que este domingo podemos y debemos ejercer el democrático y sacrosanto derecho al voto. Y que hay que ir a votar a unos y, de rebote, «botar» a otros. Y recordar, como me decía mi madre, que “con la cuchara que coges, con esa comes”. A partir de mañana habrá que empezar a hacer la digestión de los resultados, que igual terminan de apuntar por dónde vendrá el desenlace del tumbo forzoso en el envite lagunero. Sea por donde fuera, creo que a Javier Abreu hay que darle una salida honrosa y a la ciudadana Teresa Berástegui un curso de política. A ver si se lo regala Papá Noël. ¡¡ Feliz navidad, amigos!!

FOTO 7.- Javier Abreu y Teresa Berástegui

Javier Abreu (PSOE) y Teresa Berástegui (Ciudadanos), forman parte del “tumbo”

EL ENVITE LAGUNERO DE ESTA SEMANA

♦ Yo creo, que sin venir a cuento y sin necesidad ninguna, Javier Abreu Rodríguez (PSOE), primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de La Laguna, le mandó un «envido» al mismísimo alcalde lagunero, José Alberto Díaz (CC) porque, parece que de entrada Javier tenía «triunfos». Él creía que Teresa Berástegui (Ciudadanos – C’s) era el «Tres de Bastos», cuando en realidad era “La Malilla» y el alcalde dijo «quiero» y le aceptó el envite. Pero hasta la última mano valen las señas y con tanto reparto de triunfos hasta un «chilajo» tiene su peso. Luego hay que calcular quien es «mano» y quien es «pie» y, además, hay que saber las cartas que llevan tus compañeros y, a ser posible (mucho más importante), las del equipo contrario. Por ello José Alberto pegó un «¡siete!» al que, crecido, Javier replicó con un «¡nueve!». Estaba en manos del alcalde rematar la faena (si tenía con qué, claro) y, tras pensárselo una noche y hacer media docena de llamadas telefónicas José Alberto le dijo a Javier… «¡chico, fuera!»… Y ahora están en el «tumbo». Que no sé si llegará a ser forzoso.

sm pleno la laguna 03.jpg

El alcalde José Alberto Díaz (I) con Javier Abreu, cuando, suponemos, aún se entendían.

LA TRASTIENDA DEL ENVITE

♦ Les cuento lo que sé de la trastienda de este “envite” aunque les adelanto que El Cotarro de este domingo lo he terminado de escribir a las dos de la tarde del sábado y en La laguna, por lo que, siendo así, no me extrañaría (y no se extrañen ustedes tampoco) de que en menos de 24 horas se haya quedado anticuado por el devenir de los acontecimientos en los territorios laguneros (sobre todo los territorios adyacentes a la Plaza del Adelantado). Lo cierto y verdad es que, al parecer y según comentan por lo bajini unos y otros, el alcalde lagunero, José Alberto Díaz Domínguez, llevaba bastante tiempo con «la cachimba llena». A su vera, siempre a la verita suya estaba su primer teniente de alcalde, Javier Abreu Rodríguez quien, utilizando otra expresión muy canaria, lleva meses «reinando» o, lo que viene a ser lo mismo, teniendo gestos calificables como de deslealtad y poniendo «toniques» en el camino, siendo como es (o como era) primer teniente de alcalde. En definitiva…, tocando los timbales.

FOTO 2.- Presentación LNB 2015

La presentación de La Noche en Blanco 2015 fue protagonizada por Javier Abreu y los concejales del PSOE. El Sr. alcalde brilló por su ausencia. Dicen que no fue invitado

UN TONIQUE (O VARIOS) EN EL CAMINO

♦ Hace tiempo que determinados actos y gestos Javier Abreu (creo que hasta ejecutados al margen del PSOE y de sus propios compañeros de partido en la Corporación), evidenciaban algo más que una falta de sintonía con el alcalde. Tres botones como muestra. 1.- Sin quitarle su parte de responsabilidad y culpa a la concejala de Fiestas, Atteneri Falero (CC), cierto es que las calles del casco lagunero echaron en falta una iluminación festiva durante las fiestas mayores de septiembre, en honor del Cristo de La Laguna, por un quizá exceso de egoísmo del concejal de Servicios Municipales, Javier Abreu (PSOE) del que, de alguna manera, depende la iluminación. 2.- En la presentación de «La Noche en Blanco 2015» el alcalde José Alberto Díaz brilló por su ausencia y Javier Abreu (que le avisó tarde y mal) compareció en rueda de prensa con la concejala de Cultura, Empresa, Empleo y Turismo, María José Castañeda y los otros 4 concejales del PSOE. 3.- El acto de encendido del alumbrado navideño casi coincidió con la apertura del Belén municipal, mientras el alcalde y un par de sus concejales de CC abrían el Belén, Javier Abreu y concejales del resto de partidos (PP, USP, XTF y C’s) encendían el alumbrado, con gran mosqueo del empresariado y vecinos.

FOTO 3,. Alumbrado de La Laguna

Encendido del alumbrado de Navidad 2015, con asistencia de todos los partidos menos Coalición Canaria y, por supuesto, sin el alcalde de la ciudad y municipio.

UNA CENITA LAGUNERA PARA TRES

♦ La situación, sin duda, estaba siendo insostenible por parte del alcalde José Alberto, con un Javier Abreu que no sé si tenía claro qué, cómo y por qué lo estaba haciendo. Imagino que por esa complicada situación, el propio Javier Abreu propuso celebrar una comida en la que estuviera Fernando Clavijo (presidente del Gobierno de Canarias y ex-alcalde de La Laguna) junto con el actual alcalde lagunero, José Alberto Díaz. Al final fue una cena, el lunes pasado. Antes de esta cena, determinados altos líderes del PSOE estaban ya enterados de la celebración de la misma. Comenzaron hablando del mundo mundial, pasaron por las previsiones electorales de cara al 20-D y terminaron en la movida lagunera. Me consta que (al menos el alcalde actual) puso la cruda realidad sobre la mesa (con datos) y dejó las cosas claras: no iba a permitir deslealtades y que se siguiera jugando con La Laguna. Fernando Clavijo, como siempre, apostó por el diálogo y el consenso. José Alberto, como siempre, apostó por la lealtad y el trabajo en equipo. Javier Abreu, sinceramente, no sé por lo que apostó.

FOTO 4.- Cena en La Laguna

José Alberto Díaz (i), Javier Abreu (c) y Fernando Clavijo, cenaron el lunes pasado por La Laguna.