COMIDA HALAL CON PRODUCTOS CANARIOS

El término árabe “halal”hace referencia al conjunto de prácticas permitidas por la religión musulmana. Aunque el término en sí engloba a todo tipo de prácticas, es comúnmente asociado a los alimentos aceptables según la “sharia”, o ley islámica. El término opuesto, aquel que expresa las prácticas «pecadoras», es el conocido como “haram”. Entre los alimentos prohibidos está la carne de cerdo y, para que cuente con la certificación Halal, la de oveja o cabra debe cumplir con un ritual y condiciones como que el animal no vea el instrumento con el que va a ser sacrificado o que en ese momento su cabeza mire hacia la Meca. Y por si no lo, saben, hay que decir que este tradicional ritual se respeta y cumple con una serie de animales en el Matadero Insular de Tenerife, que depende de la consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, que regenta Jesús Morales Martínez. Contado y aclarado lo anterior, debo decirles que la comunidad musulmana en Tenerife, que creo sigue presidiendo Hassan Acheb Benejemi y que conforman más de cincuenta mil personas, están de sabrosa enhorabuena. Ellos y, por supuesto, el prestigioso veterinario palmero, Juan Francisco Capote, presidente de la Asociación Caprina Mundial y gran gourmet.

FOTO-1.--Tienda-Baggerman

Panorámica del “mercado de carne” y “tienda gourmet” Baggermann en La Laguna, donde se pueden encontrar productos con la certificación Halal.

DOS TEGUESTEROS INVENTAN LA “CABRADELA”

Digo lo anterior porque lo de la certificación Halal la han captado bien dos grandes hermanos carniceros teguesteros, Bernard y Stephan Baggerman, a los que se les ha ocurrido que, al no poder consumir la mortadela “de toda la vida” (tradicionalmente de cerdo), los musulmanes tenían derecho a probarla de alguna otra manera. Por ello pensaron en las cabras canarias debidamente sacrificadas cumpliendo con el término “halal” y han inventado la “cabradela” o mortadela de cabra. La “cabradela” de los hermanos Baggerman, además, no tiene ni un solo aditivo que sea “no halal”. Me dicen que la comunidad musulmana está más que agradecida por la iniciativa, por el nuevo producto y, sobre todo, por lo buena que está la “cabradela”, que pueden encontrar en la propia carnicería de Bernard y Stephan Baggerman, que está en la calle de Santo Domingo, en La Laguna, muy cerquita de la Plaza del Adelantado. Felicidades a Bernard y Stephan Baggerman por esta iniciativa. Podemos decir que, gracias a ellos, Tenerife ha aportado un sabroso invento gastronómico a la dieta musulmana.

FOTO 2.- Hermanos Baggerman

Los teguesteros Bernard (i) y Stephan Baggerman, nos muestran una pieza de “Cabradela” su invento gastronómico para el mundo musulmán (y no musulmán)

OTRO INVENTO DE TENERIFE PARA EL MUNDO

Puede parecer otro “farol”, pero no lo es ni de coña. La destilería tinerfeña del Ron Santa Cruz, ubicada en las laderas del Teide, presentó el jueves en la Casa del Vino de Tenerife su nuevo Santa Cruz Ron & Fresa, un producto absolutamente novedoso y único en sus características en todo el mundo. El director general de la destilería, Diego Rombola, estaba más contento que unas pascuas, como un chiquillo con zapatos nuevos, porque la nueva bebida, además, está elaborada utilizando agua volcánica (de Tenerife, por supuesto) está inspirada en nuestra eterna primavera canaria y no lleva azúcares añadidos. Por si no lo saben y aparte de la amplia gama de rones que tiene, la empresa que dirige Diego Rombola elabora también desde Tenerife para el mundo la ginebra Macaronesian White o el curioso Spagnolo Vodka, ambos con pedigree tinerfeño. ¡Vodka y ginebra “made in Tenerife”!

FOTO 3.- Ron Santa Cruz

Jesús Morales Martínez (c) junto a Diego Rombola (i), en la Casa del Vino, presidiendo la presentación del Ron Santa Cruz en su especialidad Ron & Fresa.

JESÚS MORALES “PADRINO” DEL RON&FRESA

El nuevo Santa Cruz Ron & Fresa contó como el padrinazgo del consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Jesús Morales Martínez quien, con su presencia y gesto, demostró una vez más su decidido apoyo a los productos agroalimentarios producidos en Tenerife y los elaborados en nuestra isla. Y es que está claro que está muy bien la defensa de los productos de nuestro campo y mar, de nuestros vinos, quesos, carnes y pescados, y de todo lo que salga de nuestro sector primario. Pero la apuesta de Jesús Morales y del Cabildo de Tenerife por la innovación y el desarrollo (I-D) también en el ámbito de los productos alimentarios, hay que reconocerla y agradecerla. Por cierto: Jesús Morales demostró que, aparte de su actividad dentro de la política, se le da muy bien lo de preparar un sabroso “cuba libre” de ron tinerfeño. ¡Arráyese un punto!

FOTO 4.- Jesús Morales como Barman

El consejero Jesús Morales (delante) deja un momento sus labores políticas para emplearse como barman elaborando un traguito preparado con Santa Cruz Ron & Fresa. Detrás, Diego Rombola (i) y el barman profesional impresionado con el arte de Jesús.

LA INCOHERENCIA DE NUESTRO NICOLÁS

Echando mano de la hemeroteca de El DÍA podrán ver que, en El Cotarro del domingo, 6 de septiembre del pasado año, escribíamos textualmente que “el joven político Nicolás Hernández Guerra de Aguilar, por el momento consejero del Cabildo de Tenerife, que no sé si ya está en el grupo de los no adscritos en nuestra primera corporación insular, llegó a ella no por sí mismo, sino gracias a que la nueva formación política Ciudadanos (C’s) le dio su confianza, le admitió en sus listas y desarrolló una campaña de la que el joven ingeniero informático (que casi no participó en ella) resultó, sin duda, beneficiado”. Continuaba mi escrito comentando textualmente que “Previamente a su nominación como candidato el propio Nicolás Hernández, en pleno uso de sus facultades físicas y mentales, libre y voluntariamente (y entiendo que responsablemente), firmó la llamada Carta Ética y Financiera que Ciudadanos hizo firmar a todos sus candidatos y candidatas”

FOTO 5.- Nicolás Hernández - C's

Nicolás Hernández Guerra de Aguilar, cuando tomó posesión del cargo de consejero del Cabildo de Tenerife…, que aún conserva.

NICOLÁS ME SIGUE DANDO TRISTEZA

Hay que recordar que aquella carta, entre otras cosas, decía textualmente: «Abandonar el cargo público para el que fue elegido en las listas de C’s, y los demás cargos públicos que en su caso pueda ostentar por designación de C’s, en el supuesto de cese de militancia del partido por cualquier causa»… Por razones que creo fueron “de peso” político, Nicolás Hernández fue expulsado de Ciudadanos, pero él se negó a dejar su insular escaño en el Cabildo de Tenerife, olvidándose de la carta que en su momento firmó y, por tanto, traicionando a Ciudadanos y a sí mismo… El renovado máximo responsable de Ciudadanos en Canarias, Juan Amigó Moreno, con el total apoyo de la ejecutiva nacional del partido, le pidió reiterada y elegantemente a Nicolás que reconsiderara su postura y que entregara su acta de consejero, pero el hombre se resistió, diciendo poco menos que de allí no lo movía ni Dios… Pareció talmente que Nicolás Hernández había perdido su ética (me refiero a la política) y así ha seguido tan campante en el Cabildo, como consejero «no adscrito» a grupo político. Lo que hizo Nicolás me dio y me sigue dando mucha tristeza….

FOTO 6.- Juan Amigó - C's

La cúpula de Ciudadanos, el partido que lidera Albert Rivera (i), ha respaldado en todo momento a Juan Amigó Moreno (d), máximo responsable del partido en Canarias

LA SENTENCIA DA LA RAZÓN A CIUDADANOS

Esta misma semana, tras las diligencias oportunas y el preceptivo juicio, el titular del Juzgado de Primera Instancia Nº9 de Santa Cruz de Tenerife, la magistrada jueza Doña María de los Dolores Aguilar Zoilo ha emitido una documentada y razonada sentencia, que al final dice textualmente: “Fallo que debo desestimar y desestimo íntegramente la demanda formulada por el Procurador Don José Javier Bueno Mesa en nombre representación de Don Nicolás Hernández Guerra, contra Ciudadanos Partido de la Ciudadanía, representado por la Procuradora Doña Eulalia Raya, y siendo parte el Ministerio Fiscal; todo lo anterior lo es con condena en costas a la parte actora”. Es cierto que esta resolución o fallo no es firme y que cabe interponer recurso de apelación en el plazo de veinte días. Pero por el solvente razonamiento de su señoría y la claridad de su sentencia, parece que la expulsión de Nicolás Hernández de Ciudadanos se ajustó a Derecho. Si es así y no se presenta recurso, Nicolás habrá perdido el pleito y tendrá que pagar sus costas, pero, lo más importante: ¿Habrá recuperado su ética política Nicolás Hernández, aceptará la sentencia y dejará ahora su escaño en el Cabildo de Tenerife a la siguiente persona de la lista de Ciudadanos?… Veremos.

Bnn_Careca