LA NECESIDAD DE UNA POLÍTICA NOBLE Y POSITIVA

Comienzo El Cotarro de hoy confesándoles que, si bien mi vocación original fue siempre la de ser periodista, cuando acabé el llamado Curso de Orientación Universitaria (COU) aún no se habían establecido en la Universidad de La Laguna los estudios de periodismo y yo no podía ir estudiar fuera. Por ello, el año 1974, cuando tenía 18 años, comencé a estudiar la carrera de aparejador en la Escuela de Arquitectura Técnica de La Laguna. Allí tuve la oportunidad, el privilegio y hasta el honor de conocer a Rafael Monzón Geara (más conocido por todos cariñosamente como Felo Monzón “Hijo”, un socialista de pro que era hijo del gran artista Rafael Monzón Grau-Bassas (Las Palmas de Gran Canaria, 1910-1989) uno de los grandes artífices de la nueva síntesis identitaria de la “canariedad”, formulada plásticamente en el seno de la Escuela de Luján Pérez, en los años 30 del pasado siglo. El gran Felo Monzón “Hijo” me descubrió la nobleza, la importancia y la necesidad de la Política, en mayúscula.

Rafael Monzón Grau-Bassas

MIS POQUITOS AÑOS DE MILITANCIA EN JUVENTUDES

El querido y recordado Felo Monzón (lamentablemente fallecido hace unos pocos años) me convenció para que me afiliara a las Juventudes Socialistas de Canarias y en ellas estuve militando los cuatro años de carrera, compartiendo inquietudes democráticas y ansias de libertad con otros puntales como el también fallecido y muy recordado José Luis Reina, que más tarde sería concejal socialista en La Laguna y, profesionalmente, un puntal de Binter. Cuando acabamos la carrera de aparejador, Felo Monzón siguió militando activamente (llegó a ser director general de Juventud en el primer Gobierno canario presidido por Jerónimo Saavedra) y profesionalmente se dedicó a la docencia, siendo un magnífico profesor de dibujo en Gran Canaria, donde uno de los institutos de formación profesional, donde él precisamente dio clases, hoy lleva su nombre. Y yo encaminé mis estudios, mi profesión y mi vida al periodismo y, desde aquel mismo momento, entendí que no debía militar en ningún partido político. Y así lo he mantenido durante estos más de cuarenta años en los que he podido ejercer mi profesión desde la imparcialidad y neutralidad o, al menos, lo he intentado.

Fachada de la Casa de la Juventud Felo Monzón Geara, en Gran Canaria.

CAMBIO A LA DEMOCRACIA EN PAZ Y CONCORDIA

Pero en aquellos cuatro años tuve oportunidad de conocer a muchos políticos de signos, ideologías y partidos distintos y aprender de todos. Y hasta viví desde dentro el referéndum de 1976 sobre el Proyecto de Ley para la Reforma Política. En 1977 colaboré y participé activamente en las primeras elecciones generales de España, para elegir a los miembros que iban a constituir las Cortes Generales (Congreso de los Diputados y Senado). Fueron unos comicios de carácter histórico, ya que constituyeron las primeras elecciones libres que se celebraban en el país desde la Segunda República y también las primeras elecciones libres tras la dictadura de Francisco Franco. Ganó la Unión de Centro Democrático (UCD) con Adolfo Suárez, pero ya el Partido Socialista, con, Felipe González como líder, dio la sorpresa y se convirtió en la segunda fuerza política con 120 escaños. Mi paso por la política en Juventudes terminó el año 1978 tras la también histórica votación del referéndum para la ratificación del Proyecto de Constitución. Y el año 1979 me convertí de lleno en periodista, ya en democracia y con la Constitución de 1978 convertida en una feliz realidad.

Adolfo Suárez (i) saluda a Felipe González

ALFONSO GARCÍA RAMOS ME ANIMÓ AL PERIODISMO

Me animó a seguir mi vocación por el periodismo el recordado maestro de periodistas Alfonso García Ramos, que fue director del vespertino “La Tarde”. Alfonso era un socialista íntegro, uno de los líderes y animadores de la desaparecida “Peña Tertulia de los Jueves” en La Laguna (de la que fui uno de sus últimos participantes y de la que un día les hablaré) y llegó a ser consejero de Cultura del Cabildo de Tenerife. Cuando en 1979 me estrené como periodista en Radio Club Tenerife (EAJ-43), de la mano de Paco Padrón García como director, en los primeros y recordados estudios de la santacrucera calle de Suárez Guerra, comencé a tratar con los políticos en activo, que gozaban de un tremendo respeto y consideración por parte de la ciudadanía.

Alfonso García Ramos, respetado y recordado director del periódico “La Tarde”

DEVALUANDO LA NOBLE ACTIVIDAD DE LA POLÍTICA

Recuerdo de forma especial, porque fueron de los primeros con los que traté, a don Vicente Álvarez Pedreira (presidente de la Junta de Canarias), don José Miguel Galván Bello (presidente de Cabildo de Tenerife) o don Pedro González González (alcalde de La Laguna). He puesto a todos el “don” adrede, porque, en aquellos tiempos, la mayoría de los periodistas les tratábamos de usted, con respeto y distancia. Hoy, me temo lamentablemente, que esa “distancia” se ha perdido, en detrimento de la neutralidad, la imparcialidad y la independencia profesional. Creo que, en los últimos años, sobre todo los 20 últimos, se ha devaluado y choteando la noble actividad de la Política, por culpa de todos: políticos, periodistas. Y, además, por la triste realidad económica de los medios de comunicación, que lleva a necesarias pero tristes dependencias, que inciden y afectan, de nuevo, a la libertad informativa, la imparcialidad y la neutralidad. Todos debemos trabajar para cambiar esta realidad nefasta para la ciudadanía.

 

El recordado político, Vicente Álvarez Pedreira, entrevistado el año 1990 por el joven periodista José Carlos Marrero, para la desaparecida Antena 3 de Radio.

SI LEVANTARAN LA CABEZA LES DARÍA VERGÜENZA

Conocí a Pepe Segura como profesor y también como militante del Partido Socialista Popular (PSP) de Tierno Galván, que luego se fusionaría con el PSOE. Juntos, él en el Partido y yo en las Juventudes, conocimos a ilustres políticos socialistas canarios, cuya preparación, honestidad, dedicación y trabajo hoy echamos de menos. Juntos, mirando hacia aquellos primeros años de esta democracia que todos debemos defender con uñas y dientes, recordábamos (por orden alfabético de sus apellidos) a un buen número de ya fallecidos: Francisco Afonso, Juan Carlos Alemán. Ramón Álvarez Braun, José Arozena, Placido Bazo, Luis Carrasco, Alberto De Armas, Raúl De la Rosa, Arístides Ferrer, Maximino Jiménez, Alfonso García Ramos, Pedro Guerra Cabrera, Jesús Illada, María del Carmen Lindell, Antonio Martinón Tresguerras, Alfredo Mederos, Gonzalo Medina, Patricio Olivera, Néstor Padrón, Luis Rodríguez, entre muchos otros (perdón por los que se nos hayan pasado) … Y también a los más jóvenes, José Luis Reina o Carlos González Segura. Igual si levantaran la cabeza, no estarían de acuerdo con muchas cosas y nos animarían a cambiar.

 

Carlos González Segura (i) y José Luis Reina Delgado, dos íntegros socialistas

NO TOCA HABLAR HOY DE MOCIONES DE CENSURA

Por respeto a ellos y a muchos otros de los distintos partidos e ideologías, debemos trabajar por defender nuestra democracia y volver a prestigiar la Política y reconocer y valorar a los políticos honestos. Por ello y porque bastantes frentes abiertos tenemos en estos momentos en nuestras islas, parece que no estamos como para hablar de y presentar mociones de censura al Gobierno regional que hoy preside Ángel Víctor Torres. Como ustedes sabrán, según nuestro Estatuto de Autonomía de Canarias, para ser presidente o vicepresidente de nuestro Gobierno regional se debe ser, obligatoriamente, diputado del Parlamento de Canarias. Desde que Fernando Clavijo se convirtió en senador por designación de nuestro propio Parlamento canario, dejó en ese mismo momento de ser diputado regional y, por tanto, no podría encabezar como presidenciable una hipotética moción de censura. O sea, que por parte Coalición Canaria o del llamado Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-AHI) en nuestra cámara regional, tendrían que estar pensando en otros posibles nombres como, por ejemplo, Rosa Dávila, Juan Manuel García Ramos, Narvay Quintero, Pablo Rodríguez o David de la Hoz. Pero parece que los tiros, al menos por el momento, no van por ahí.

Ángel Víctor Torres, presidente de Canarias (i) y Fernando Clavijo, expresidente

PERO LA GENTE SE REÚNE Y HABLA… SIN REPAROS

Otra cosa sería que la tan cacareada (y por muchos, demandada) unión del nacionalismo canario (en estos momentos impensable por no decir que imposible dados los protagonismos, piques y reticencias personales) se hiciera realidad. Entonces, tal vez, el diputado Román Rodríguez Rodríguez pudiera ser que subiera un escalón y pasara, vía moción de censura, de vice a presidente. Pero parece que tampoco los tiros, al menos también por el momento, van por esos andurriales. En cualquier caso, en Coalición Canaria, el llamado “G4” (formado, recordemos, por el senador Fernando Clavijo; el expresidente del cabildo tinerfeño, Carlos Alonso; el renovado alcalde chicharrero, José Manuel Bermúdez y el exalcalde lagunero José Alberto Díaz) sigue reuniéndose de vez en cuando (lo hizo el pasado miércoles) para, en torno a una comidita distendida, hablar de futuro en positivo y sin reparos.

La conocida foto del “G4” con, de Izda. a Dcha.: Carlos Alonso, José Alberto Díaz, José Manuel Bermúdez y Fernando Clavijo, los 4 amigos y residentes en Tenerife.

MARIO TORRES, CHEF Y BODEGUERO…, IN MEMORIAM

Acabo El Cotarro de hoy recordando la triste noticia que hemos tenido que encajar esta pasada semana en el sector de la gastronomía, como ha sido el fallecimiento de Mario Torres, una magnífica persona y gran amigo. Un gran empresario, chef, viticultor, bodeguero, enólogo y sumiller, pero, sobre todo, excelente padre, gran amigo y, repito, mejor persona. Mario Torres ha sido uno de los grandes profesionales de la cocina, la viticultura, la enología, la hostelería y la restauración de Tenerife y Canarias, hecho a sí mismo y triunfando merecidamente por méritos propios. Desde su iniciativa, su esfuerzo y trabajo, como empresario y como chef, se ha forjó a lo largo del tiempo la realidad del recordado restaurante “Los Corales”, que luego pasó a denominarse “El Calderito de la Abuela” y que continúa triunfando, ahora de la mano de sus hijos, Mario y Fabián, al igual que “La Bodeguita de Enfrente”. El propio Mario seguía al pie del cañón en “El Lagar Donde Mario” y en su otra pasión, cuidando sus viñas para elaborar su propio vino “Terral” muchas veces galardonado. En el campo de la viticultura ha sido uno de los puntales de la Cofradía del Vino de Tenerife. Además, Mario Torres ha sido todo un ejemplo para muchos y deja una gran escuela, comenzando por Mario y Fabián, que continúan la gran labor emprendida en su momento por su padre. El bueno de Mario, nos ha dejado físicamente, pero su espíritu seguirá alumbrando sus viñas y nuestro trabajo, el de sus hijos y el de todos nosotros, en pro de un mejor futuro para la cocina y viticultura tinerfeña y canaria. Un afectuoso y sentido abrazo para sus hijos, Mario y Fabián, para toda su gran familia, y para ese montón de amigos que Mario tenía y tendrá siempre por todos sitios. Que Mario descanse en paz y que sea feliz en los viñedos del cielo.

El gran Mario Torres, en el centro (foto de 2010) junto a sus hijos, Mario y Fabián.

Bnn_Careca

EL COTARRO Digital Nº310 del domingo, 16/08/2020

LA NECESIDAD DE UNA POLÍTICA NOBLE Y POSITIVA

  • Comienzo El Cotarro de hoy confesándoles que, si bien mi vocación original fue siempre la de ser periodista, cuando acabé el llamado Curso de Orientación Universitaria (COU) aún no se habían establecido en la Universidad de La Laguna los estudios de periodismo y yo no podía ir estudiar fuera. Por ello, el año 1974, cuando tenía 18 años, comencé a estudiar la carrera de aparejador en la Escuela de Arquitectura Técnica de La Laguna. Allí tuve la oportunidad, el privilegio y hasta el honor de conocer a Rafael Monzón Geara (más conocido por todos cariñosamente como Felo Monzón “Hijo”, un socialista de pro que era hijo del gran artista Rafael Monzón Grau-Bassas (Las Palmas de Gran Canaria, 1910-1989) uno de los grandes artífices de la nueva síntesis identitaria de la “canariedad”, formulada plásticamente en el seno de la Escuela de Luján Pérez, en los años 30 del pasado siglo. El gran Felo Monzón “Hijo” me descubrió la nobleza, la importancia y la necesidad de la Política, en mayúscula.

Rafael Monzón Grau-Bassas

 

MIS POQUITOS AÑOS DE MILITANCIA EN JUVENTUDES

  • El querido y recordado Felo Monzón (lamentablemente fallecido hace unos pocos años) me convenció para que me afiliara a las Juventudes Socialistas de Canarias y en ellas estuve militando los cuatro años de carrera, compartiendo inquietudes democráticas y ansias de libertad con otros puntales como el también fallecido y muy recordado José Luis Reina, que más tarde sería concejal socialista en La Laguna y, profesionalmente, un puntal de Binter. Cuando acabamos la carrera de aparejador, Felo Monzón siguió militando activamente (llegó a ser director general de Juventud en el primer Gobierno canario presidido por Jerónimo Saavedra) y profesionalmente se dedicó a la docencia, siendo un magnífico profesor de dibujo en Gran Canaria, donde uno de los institutos de formación profesional, donde él precisamente dio clases, hoy lleva su nombre. Y yo encaminé mis estudios, mi profesión y mi vida al periodismo y, desde aquel mismo momento, entendí que no debía militar en ningún partido político. Y así lo he mantenido durante estos más de cuarenta años en los que he podido ejercer mi profesión desde la imparcialidad y neutralidad o, al menos, lo he intentado.

Fachada de la Casa de la Juventud Felo Monzón Geara, en Gran Canaria.

 

CAMBIO A LA DEMOCRACIA EN PAZ Y CONCORDIA

  • Pero en aquellos cuatro años tuve oportunidad de conocer a muchos políticos de signos, ideologías y partidos distintos y aprender de todos. Y hasta viví desde dentro el referéndum de 1976 sobre el Proyecto de Ley para la Reforma Política. En 1977 colaboré y participé activamente en las primeras elecciones generales de España, para elegir a los miembros que iban a constituir las Cortes Generales (Congreso de los Diputados y Senado). Fueron unos comicios de carácter histórico, ya que constituyeron las primeras elecciones libres que se celebraban en el país desde la Segunda República y también las primeras elecciones libres tras la dictadura de Francisco Franco. Ganó la Unión de Centro Democrático (UCD) con Adolfo Suárez, pero ya el Partido Socialista, con, Felipe González como líder, dio la sorpresa y se convirtió en la segunda fuerza política con 120 escaños. Mi paso por la política en Juventudes terminó el año 1978 tras la también histórica votación del referéndum para la ratificación del Proyecto de Constitución. Y el año 1979 me convertí de lleno en periodista, ya en democracia y con la Constitución de 1978 convertida en una feliz realidad.

Adolfo Suárez (i) saluda a Felipe González

 

ALFONSO GARCÍA RAMOS ME ANIMÓ AL PERIODISMO

  • Me animó a seguir mi vocación por el periodismo el recordado maestro de periodistas Alfonso García Ramos, que fue director del vespertino “La Tarde”. Alfonso era un socialista íntegro, uno de los líderes y animadores de la desaparecida “Peña Tertulia de los Jueves” en La Laguna (de la que fui uno de sus últimos participantes y de la que un día les hablaré) y llegó a ser consejero de Cultura del Cabildo de Tenerife. Cuando en 1979 me estrené como periodista en Radio Club Tenerife (EAJ-43), de la mano de Paco Padrón García como director, en los primeros y recordados estudios de la santacrucera calle de Suárez Guerra, comencé a tratar con los políticos en activo, que gozaban de un tremendo respeto y consideración por parte de la ciudadanía.

Alfonso García Ramos, respetado y recordado director del periódico “La Tarde”

 

CHOTEANDO LA NOBLE ACTIVIDAD DE LA POLÍTICA

  • Recuerdo de forma especial, porque fueron de los primeros con los que traté, a don Vicente Álvarez Pedreira (presidente de la Junta de Canarias), don José Miguel Galván Bello (presidente de Cabildo de Tenerife) o don Pedro González González (alcalde de La Laguna). He puesto a todos el “don” adrede, porque, en aquellos tiempos, la mayoría de los periodistas les tratábamos de usted, con respeto y distancia. Hoy, me temo lamentablemente, que esa “distancia” se ha perdido, en detrimento de la neutralidad, la imparcialidad y la independencia profesional. Creo que, en los últimos años, sobre todo los 20 últimos, se ha devaluado y choteando la noble actividad de la Política, por culpa de todos: políticos, periodistas. Y, además, por la triste realidad económica de los medios de comunicación, que lleva a necesarias pero tristes dependencias, que inciden y afectan, de nuevo, a la libertad informativa, la imparcialidad y la neutralidad. Todos debemos trabajar para cambiar esta realidad nefasta para la ciudadanía

El recordado político, Vicente Álvarez Pedreira, entrevistado el año 1990 por el joven periodista José Carlos Marrero, para la desaparecida Antena 3 de Radio.

 

SI LEVANTARAN LA CABEZA LES DARÍA VERGÜENZA

  • Hace unos días estuve hablando con mi respetado profesor, político y sin embargo amigo, José Segura Clavell, quien durante la carrera de aparejador me dio clases de física en la Escuela de Aparejadores (gracias a él nunca me olvidare del segundo principio de la Termodinámica). El incombustible José “Pepe” Segura, que ha sido casi de todo en política (alcalde de La Laguna, presidente del Cabildo, diputado y senador). Hoy en día, a sus 76 juveniles años cumplidos, sigue al pie del cañón como director de Casa África, haciendo una gran labor en pro de nuestras relaciones con el vecino continente. Les recomiendo que lean sus artículos en canariasenpositivo.com. Incansable como siempre José Segura me transmitía su tristeza y pesar por ese deterioro de la Política y, sobre todo, por el desapego y pasotismo que gran parte de la gente joven (y no tan joven) tiene por ella, así como por la poca o nula implicación de gente nueva, buena, capaz, preparada y honesta en esa noble actividad, que debe seguir siendo la Política. Como he dicho más de una vez, si tenemos mejores políticos, tendremos mejores gobiernos y viviremos mejor gobernados y más felices.

El incansable e incombustible José Segura Clavel, actualmente director de Casa África

 

SI LEVANTARAN LA CABEZA LES DARÍA VERGÜENZA

  • Conocí a Pepe Segura como profesor y también como militante del Partido Socialista Popular (PSP) de Tierno Galván, que luego se fusionaría con el PSOE. Juntos, él en el Partido y yo en las Juventudes, conocimos a ilustres políticos socialistas canarios, cuya preparación, honestidad, dedicación y trabajo hoy echamos de menos. Juntos, mirando hacia aquellos primeros años de esta democracia que todos debemos defender con uñas y dientes, recordábamos (por orden alfabético de sus apellidos) a un buen número de ya fallecidos: Francisco Afonso, Juan Carlos Alemán. Ramón Álvarez Braun, José Arozena, Placido Bazo, Luis Carrasco, Alberto De Armas, Raúl De la Rosa, Arístides Ferrer, Maximino Jiménez, Alfonso García Ramos, Pedro Guerra Cabrera, Jesús Illada, María del Carmen Lindell, Antonio Martinón Tresguerras, Alfredo Mederos, Gonzalo Medina, Patricio Olivera, Néstor Padrón, Luis Rodríguez, entre muchos otros (perdón por los que se nos hayan pasado) … Y también a los más jóvenes, José Luis Reina o Carlos González Segura. Igual si levantaran la cabeza, no estarían de acuerdo con muchas cosas y nos animarían a cambiar.

Carlos González Segura (i) y José Luis Reina Delgado, dos íntegros socialistas

 

NO TOCA HABLAR HOY DE MOCIONES DE CENSURA

  • Por respeto a ellos y a muchos otros de los distintos partidos e ideologías, debemos trabajar por defender nuestra democracia y volver a prestigiar la Política y reconocer y valorar a los políticos honestos. Por ello y porque bastantes frentes abiertos tenemos en estos momentos en nuestras islas, parece que no estamos como para hablar de y presentar mociones de censura al Gobierno regional que hoy preside Ángel Víctor Torres. Como ustedes sabrán, según nuestro Estatuto de Autonomía de Canarias, para ser presidente o vicepresidente de nuestro Gobierno regional se debe ser, obligatoriamente, diputado del Parlamento de Canarias. Desde que Fernando Clavijo se convirtió en senador por designación de nuestro propio Parlamento canario, dejó en ese mismo momento de ser diputado regional y, por tanto, no podría encabezar como presidenciable una hipotética moción de censura. O sea, que por parte Coalición Canaria o del llamado Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-AHI) en nuestra cámara regional, tendrían que estar pensando en otros posibles nombres como, por ejemplo, Rosa Dávila, Juan Manuel García Ramos, Narvay Quintero, Pablo Rodríguez o David de la Hoz. Pero parece que los tiros, al menos por el momento, no van por ahí.

Ángel Víctor Torres, presidente de Canarias (i) y Fernando Clavijo, expresidente

 

PERO LA GENTE SE REUNE Y HABLA SIN REPAROS

  • Otra cosa sería que la tan cacareada (y por muchos, demandada) unión del nacionalismo canario (en estos momentos impensable por no decir que imposible dados los protagonismos, piques y reticencias personales) se hiciera realidad. Entonces, tal vez, el diputado Román Rodríguez Rodríguez pudiera ser que subiera un escalón y pasara, vía moción de censura, de vice a presidente. Pero parece que tampoco los tiros, al menos también por el momento, van por esos andurriales. En cualquier caso, en Coalición Canaria, el llamado “G4” (formado, recordemos, por el senador Fernando Clavijo; el expresidente del cabildo tinerfeño, Carlos Alonso; el renovado alcalde chicharrero, José Manuel Bermúdez y el exalcalde lagunero José Alberto Díaz) sigue reuniéndose de vez en cuando (lo hizo el pasado miércoles) para, en torno a una comidita distendida, hablar de futuro en positivo y sin reparos.

La conocida foto del “G4” con, de Izda. a Dcha.: Carlos Alonso, José Alberto Díaz, José Manuel Bermúdez y Fernando Clavijo, los 4 amigos y residentes en Tenerife.

 

MARIO TORRES, CHEF Y BODEGUERO, IN MEMORIAM

  • Acabo El Cotarro de hoy recordando la triste noticia que hemos tenido que encajar esta pasada semana en el sector de la gastronomía, como ha sido el fallecimiento de Mario Torres, una magnífica persona y gran amigo. Un gran empresario, chef, viticultor, bodeguero, enólogo y sumiller, pero, sobre todo, excelente padre, gran amigo y, repito, mejor persona. Mario Torres ha sido uno de los grandes profesionales de la cocina, la viticultura, la enología, la hostelería y la restauración de Tenerife y Canarias, hecho a sí mismo y triunfando merecidamente por méritos propios. Desde su iniciativa, su esfuerzo y trabajo, como empresario y como chef, se ha forjó a lo largo del tiempo la realidad del recordado restaurante “Los Corales”, que luego pasó a denominarse “El Calderito de la Abuela” y que continúa triunfando, ahora de la mano de sus hijos, Mario y Fabián, al igual que “La Bodeguita de Enfrente”. El propio Mario seguía al pie del cañón en “El Lagar Donde Mario” y en su otra pasión, cuidando sus viñas para elaborar su propio vino “Terral” muchas veces galardonado. En el campo de la viticultura ha sido uno de los puntales de la Cofradía del Vino de Tenerife. Además, Mario Torres ha sido todo un ejemplo para muchos y deja una gran escuela, comenzando por Mario y Fabián, que continúan la gran labor emprendida en su momento por su padre. El bueno de Mario, nos ha dejado físicamente, pero su espíritu seguirá alumbrando sus viñas y nuestro trabajo, el de sus hijos y el de todos nosotros, en pro de un mejor futuro para la cocina y viticultura tinerfeña y canaria. Un afectuoso y sentido abrazo para sus hijos, Mario y Fabián, para toda su gran familia, y para ese montón de amigos que Mario tenía y tendrá siempre por todos sitios. Que Mario descanse en paz y que sea feliz en los viñedos del cielo.

El gran Mario Torres, en el centro (foto de 2010) junto a sus hijos, Mario y Fabián