INTELIGENTE Y SENSATA DECISIÓN, AUNQUE DUELA

Para que nadie se equivoque, comienzo El Cotarro de hoy recordándoles que, en el año 1981, estando trabajando ya como periodista en Radio Club Tenerife, tuve el honor de recibir, en su primera edición, el premio “Payasito de Oro”, galardón que, a partir de aquel año, la querida Afilarmónica “NiFú-NiFá” institucionalizó para, según figuraba en sus bases, premiar a las personas y/o instituciones que trabajaban en pro del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. En aquel momento, nuestra popular “Fu-Fa” estaba dirigida por el irrepetible y Enrique González Betancourt y su asociación estaba presidida por el respetado Roberto Carrillo Fragoso. Digo esto porque, aunque soy un lagunero profundo, siempre viví intensamente y sigo viviendo de la mejor manera (aunque ahora ya de otra manera, más tranquila) el carnaval chicharrero. Un carnaval y todo el mundo que gira alrededor del mismo, que, esta pasada semana, ha tenido que tomar una decisión tan dura y triste, como inteligente y sensata. El próximo 2021 no tendremos carnaval, al menos en la forma que hemos conocido hasta ahora.

Enrique González Betancourt (Q.e.p.d.), director y “alma mater” de la NiFú-NiFá

BERMÚDEZ Y CABELLO, A TRAVÉS DEL CONSENSO

No voy a extenderme en ello y, para analizar las razones, les remito y sugiero la lectura del artículo titulado “El que no se consuela es porque no quiere”, que el compañero periodista y amigo, Pepe Moreno, escribió ayer mismo en su sección El Monólogo, que cada sábado se publica en la plataforma Canarias en Positivo (canariasenpositivo.com). Lo que me gustaría añadir, para rematar y completar el tema, es decir que, desde que llegó de nuevo a la Alcaldía chicharrera, el alcalde José Manuel Bermúdez, y su 7º teniente de alcalde Alfonso Cabello Mesa, presidente del Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas (o sea, el máximo encargado del Carnaval) se han reunido con, prácticamente, todos los sectores, entidades, grupos, profesionales y empresarios que, de una u otra manera, tienen que ver con nuestra fiesta más internacional. Creo que han hablado con todos y de todo, con el objetivo de que la suspensión de la gran fiesta afecte lo menos posible y que, en la medida que se pueda, se pongan en marcha ideas paralelas y complementarias, que palíen los efectos socioeconómicos que va a suponer la suspensión. Y eso les honra, a ellos dos, y a toda la buena gente del Carnaval, que ha sabido estar a la altura.

El alcalde José Manuel Bermúdez (d) junto al concejal de Fiestas, Alfonso Cabello

PRIMEROS MOVIMIENTOS DE CARA AL 2022 Y 2023

Hablando de José Manuel Bermúdez (Coalición Canaria), les comenté el pasado domingo que, aprovechando el encuentro que tuvo con Román Rodríguez (Nueva Canarias) para hablar de la inmigración como problema prioritario, parece que ambos tuvieron tiempo para hablar de otros temas y cuitas. Asuntos que afectan al medio y largo plazo, pero que (como dicen ahora los finos) no son baladíes. Seguramente, Román y José Manuel, hablaron de partidos, congresos, candidaturas, cargos y hasta posibles uniones, de cara a las elecciones generales (que podrían adelantarse al 2022) y las locales del 2023. Por resumir: José Manuel Bermúdez estaría encantado de ser nominado de cara a las elecciones locales del 2023, como candidato a la Presidencia del Cabildo de Tenerife por Coalición Canaria. Para ello, cuando toque el congreso insular de CC en Tenerife, le gustaría ascender al puesto de Secretario General Insular. Aspiración entendible y respetable, pero que chocaría con la de otros compañeros (y no sé si también compañeras) que aspiran a ese cargo en Coalición, como, por ejemplo, Francisco “Paco” Linares, actual alcalde de La Orotava, al que también le encantaría ser presidente del Cabildo tinerfeño.

De nuevo procede poner esta foto de Román Rodríguez (i) y José Bermúdez, que hablaron de todo lo que les estoy contando… y más…

SEPARACIÓN ENTRE INSTITUCIONES Y PARTIDOS

Creo que el modelo de futuro, para todos los partidos (repito lo de “todos”) debería pasar por la separación de los cargos públicos institucionales, democráticamente elegidos, con los internos en cada una de las formaciones, partidos y coaliciones políticas. Cada vez más estoy de acuerdo con el modelo del Partido Nacionalista Vasco (PNV) en el que sus máximos cargos elegidos para las distintas corporaciones públicas, tienen obligatoriamente y por su reglamento interno, que separarse de los cargos dentro del propio Partido….Véase el ejemplo de Andoni Ortuzar (presidente del PNV) y a su lado Íñigo Urkullu (Lehendakari vasco) juntos, pero cada uno en su sitio…. Es, sin duda, otro modelo de entender y hacer política de cara al futuro, que debería analizarse más pronto que tarde y aprovecharnos de la veteranía y experiencia de éxito de los otros. Cada vez más la ciudadanía quiere dedicación plena y casi exclusiva, del político que ha votado al cargo público que democráticamente ha ganado.

Andoni Ortuzar (i), presidente del PNV, junto a Íñigo Urkullu, lehendakari vasco

JUNTOS, PERO NO REVUELTOS Y SIEMPRE SUMANDO

Se supone que un sencillo alcalde como Paco Linares, no tiene tiempo, ni puede, ni debe dedicarse a mucho más que a su municipio… Y mucho menos Jose Bermúdez, como alcalde de una gran ciudad, capital de provincia y co-capital regional. Como, de igual modo (reitero que hay que fijarse en el modelo del País Vasco) un presidente del Gobierno regional como Ángel Víctor Torres, o su vicepresidente, Román Rodríguez, no pueden tener tiempo para ocuparse del cargo, comparecer en el Parlamento, atender a sus responsabilidades de gobierno, asistir a los actos institucionales propios del cargo y, además, ocupar cargos en su propio partido. Todo eso sin olvidar, además, que debe tener tiempo para vivir su “propia” vida, tiempo para sí mismo (descansar, hacer deporte…) , para su vida en pareja (si la tiene), para su familia y sus hijos (si es el caso) y también para sus amigos (un vaso de vino y un envite de vez en cuando, por ejemplo, no viene mal) y descansar, claro, para poder rendir como se les exige. Eso implicaría, en el caso de Fernando Clavijo, por ejemplo, que siendo senador o quizá de nuevo candidato a la Presidencia del Gobierno canario, no tendría tiempo material para atender y rendir debidamente como secretario de todo el partido. No busquen problemas. Quien me quiere entender, me entiende.

El vicepresidente canario, Román Rodríguez (i) junto al presidente, Ángel Víctor Torres

INTELIGENTE SEPARACIÓN EN BENEFICIO DE TODOS

¿Por qué se empeñan los mismos (pasa en todos los partidos, repito) en hacer “dobletes”, en ocupar cargos en las corporaciones (a veces en dos) y a la vez en su formación política, en no dejar que gente joven (o no tan jóvenes pero nuevos en Política) vayan entrando, creciendo, preparándose y, con ello, enriqueciendo a los distintos partidos? Uno de los últimos y sonados dobletes fue el de la exalcaldesa Patricia Hernández (PSOE) que dejó el ayuntamiento y sigue como diputada en el Parlamento canario. Digo todo esto porque me consta que, en el interior, en el seno de muchos de los partidos que hoy actúan y hasta gobiernan en Canarias, la realidad vital y la actividad interna (cuando existe) es mínima, cuando no penosa. Lo que pasa es que entre “piques”, desencantos, abandonos, y un largo etcétera, la verdadera y cruda realidad no trasciende a la luz pública. Y últimamente (con honrosas excepciones) en el momento de hacer listas, se apuntan los mediocres, los que no tienen nada que perder y mucho que ganar. Y así les va a los distintos gobiernos y, al final, lo sufre toda la ciudadanía.

Patricia Hernández, ex alcaldesa, que sigue como diputada en el Parlamento.

PRIMERA PORRA DE CARA A LAS LOCALES DE 2023

Dicho todo lo anterior, les recuerdo mi manía de ir haciendo “porras”, vaticinios y predicciones varias, normalmente en medio de alguna comida y siempre en servilletas, que colecciono y guardo con cariño de unas a otras elecciones. Por ello me atrevo a pronosticar desde ahora que, al margen de lo que pueda pasar en los congresos de Coalición Canaria y tras dos etapas al frente de la alcaldía de la capital tinerfeña, José Manuel Bermúdez será con casi total seguridad, el candidato de CC a la presidencia del Cabildo de Tenerife, sin necesidad de ser, obligatoriamente secretario insular de su partido en esta isla. Y que muchas cosas similares pasarán no solo en Coalición sino también en los restantes partidos. No lo duden. No queda otra. Y, si no, tiempo al tiempo. Otra porra, pero que aún no se sustancia en nombres y apellidos, es la que afectaría a las elecciones generales, que hay quien dice que podrían adelantarse al 2022. En ellas, la cuestión está en aventurar qué partidos de los que se presentan en Canarias conseguirían (o no) tener representación en el Congreso en Madrid y con cuántos escaños. Otra vez, quien me entiende, me entiende.

José Manuel Bermúdez estuvo muchos años en el Cabildo tinerfeño, del que fue vicepresidente, así como consejero de Turismo y también de Deportes.

Y… ¿PODRÁ HABER CAMBIOS ANTES DE TODO ESO?

Pues yo diría que sí, ¿por qué no?… Dimisiones y hasta mociones, pasando por “intercambios” de concejales y “nuevos” gobiernos en minoría… Es más, en el ámbito nacionalista, por ejemplo, las conversaciones no paran. Sobre todo, en muchas y muy discretas reuniones y con interlocutores y protagonistas varios en cada isla: en Tenerife (José Alberto Díaz, con el conocimiento de Fernando Clavijo) y en Gran Canaria (Carmelo Ramírez “El Chico” y algún otro puntal de Nueva Canarias, y con Sebastián “Chano” Franquis “virtualmente” y a distancia), sin dejar de pasar de vez en cuando por Lanzarote (con David De la Hoz) y Fuerteventura (con Mario Cabrera) y muy poco por La Palma (con Nieves Lady Barretoy quizá más con otros “veteranos” de peso). Todo ello, contando siempre con La Gomera (con el omnipresente Casimiro Curbelo “el omnipotente”) y sin olvidar a El Hierro (con Narvay Quintero y, “espiritualmente”, con Tomás Padrón). Entre todos ellos puede que haya “piques”, rencores, envidias, vanidades, egolatrías, deudas pendientes y hasta absurdas manías, pero todos saben lo que se pueden encontrar en el 2022 y el 2023 si no dialogan en serio y hay acuerdos previos. Saben que podrían quedarse a palo seco… Y ahí lo dejo… por ahora.

Foto que recuerda una primera “unión” que parece quedó “chunga” y en papel mojado.

ADÁN MARTÍN FALLECIÓ… HACE YA DIEZ AÑOS

Antes de terminar, cambio de tercio en El Cotarro de hoy recordándoles que, tal día como ayer, pero hace la friolera de diez años, nos dejó para siempre el querido y recordado Adán Pablo Martín Menis, respetado por todos y por todos reconocido como uno de los mejores presidentes que ha tenido el Gobierno de Canarias. Fue el 10 de octubre del año 2010 cuando Adán Martín nos dijo definitivamente adiós, tras doce años de ejemplar lucha y duro combate contra un puñetero cáncer. El bueno de Adán Martín, o bien “Nube Gris”, como se le conocía en un restringido grupo de amigos, tenía toda Canarias en su mente y allá donde viajaba, no hacía sino recoger ideas y modelos de todo tipo para aplicar en esta santa tierra. El carácter tranquilo, la actitud generosa y el talante dialogante de Adán Martín, vendrían de maravilla en estos complicados tiempos que estamos viviendo. Se nos fue, pero su recuerdo, sus enseñanzas y sus logros permanecerán siempre entre todos los canarios y canarias de bien, de cualquier isla, de una u otra ideología, y uno u otro partido. Descanse en paz.

Adán Martín Menis, gran político, ejemplar presidente, magnífico amigo, mejor persona

 

CARPAS NAVIDEÑAS EN EL MERCADO DE LA LAGUNA

Remato y despido El Cotarro de hoy, cumpliendo la promesa que hace unos días hice a los amigos del Mercado de La Laguna, nuestra popular “La Recova lagunera” a la que, sin falta, voy a comprar todas las semanas. El pasado jueves días me dieron un papel para que lo leyera y firmara, en el que estaban cogiendo firmas para solicitar al alcalde lagunero, Luis Yeray Gutiérrez, que, de cara a las próximas fiestas navideñas, volvieran a poner unas carpas en la Plaza del Cristo (igual a las que pusieron durante el verano para proteger del sol y que se quitaron el 30 de septiembre, al parecer por término del contrato de alquiler). En el escrito le solicitan a Luis Yeray que las ponga para que, el mes de diciembre y primeros días de enero, los potenciales compradores no se mojen ni se mueran de frio, mientras hacen la obligada cola por las medidas anti Covid-19, antes de entrar en el interior del mercado. Tanto el anterior presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado (Asocomel), el veterano Venancio “Nacho” Díaz, como el nuevo y joven presidente, Adrián Díaz, ya han mandado mensajes al alcalde lagunero. Creo que el alcalde Luis Yeray Gutiérrez es inteligente y, sobre todo, listo como una tea, y sabe que la petición es lógica, justa y necesaria. Y doy por sentado que Luis Yeray hará “suya” la petición y las carpas volverán a la plaza antes de diciembre. Amén.

El alcalde Luis Yeray Gutiérrez (c), en una de sus visitas al Mercado de La Laguna

Bnn_Careca