SIGUEN SIN TENER NADA QUE PERDER ALLÁ

Parece que el tiempo y la realidad me siguen dando la razón… En los últimos 15 días han llegado a las costas canarias más de 1.500 inmigrantes que huyen de calamidades extremas (hambre extrema, guerras eternas, políticos corruptos, gobiernos fallidos y también muchas enfermedades, sin olvidar la puñetera pandemia del COVID-19). Como me dijo personalmente el arzobispo de Mauritania, monseñor Martin AlbertHappe, hace ahora casi diez años: “Si no quieren que esta gente emigre hacia Canarias, España y Europa, lo que tienen que hacer ustedes es bien simple… hagan que esta buena gente tenga algo que perder aquí, porque, en estos momentos, aquí no tienen absolutamente nada que perder”. Yo le había preguntado a monseñor Happe cómo le podríamos ayudar desde Canarias para que no salieran en cayucos hacia nuestra tierra, y su respuesta no ha dejado de machacarme durante años. Y seguimos igual o, como dice el mago, “a peor la mejoría”.

Monseñor Albert Happe, obispo de Nuakchot y arzobispo de Mauritania

CACHETADA SIN MANOS AL MINISTRO ESCRIVÁ

La realidad es tozuda y puñetera. Y como Dios está arriba y en todo (al menos para los creyentes) el otro día le dio una cachetada sin manos al ministro José Luis Escrivá Belmonte, el muy ocupado (según su agenda) ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España, que preside Pedro Sánchez y que, como tal, es (como en todos los gobiernos) el responsable último de todo. Tras anteriores cancelaciones de visitas, la llegada a Canarias del ministro José Luis Escrivá coincidió en el tiempo con una avalancha de llegada de cayucos y pateras que arrojaron a la cara del ministro (y no sé si a su conciencia) la triste realidad de casi 1.300 inmigrantes desembarcando en el ya desbordado puerto de Arguineguín, en Gran Canaria, donde, aún desbordados, están haciendo una labor humanitaria digna de elogio. No sé si el haber sido testigo directo de esa cruda realidad habrá servido para que el ocupado ministro Escrivá se preocupe más y logre que el Gobierno de Pedro Sánchez reaccione y haga algo más y, sobre todo, de forma inmediata.

El ministro José Luis Escrivá, durante un par de días recibió más de 1.000 “cachetadas sin mano” en forma de inmigrantes recién llegados a las costas de Canarias

CONTRA MÁS ALOJAMIENTOS, MÁS LLEGADAS

En Nuakchot, monseñor Albert Happe me enseñó cientos de pateras a la espera de zarpar y cientos de subsaharianos esperando agachaditos y a la sombra, el momento de su embarque hacia una nueva vida, a riesgo de perderla durante la travesía. No sean cínicos, no seamos hipócritas. El ministro Escrivá ya lo ha visto y ahora y también viene su compañero Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, para ver lo mismo y seguir actuando de la misma manera. Si construimos más centros de internamientos de extranjeros (CIEs) se llenarán; si rehabilitamos el abandonado cuartel de Las Mercedes o el de Artillería en la Plaza del Cristo de La Laguna, se llenarán también; si disponemos de más plazas en hoteles, se ocuparán de igual modo. La hemorragia está abierta y sin control. Y el resto de “solidarias” comunidades autónomas de España, también actuando hipócrita y cínicamente. Miles de pateras y subsaharianos esperan para salir. Y las mafias dispuestas para ayudarles explotándolos. Es cuestión de tiempo. Y tienen todo el del mundo para esperar.

Monseñor Albert Happe, junto a un cayuco en las playas de Nuakchot (Mauritania)

PARA CURAR LA HEMORRAGIA, IR A SU ORIGEN

Desde el privilegio de haber visto, palpado y sentido la problemática “in situ” en las costas de Mauritania, me veo en la necesidad y obligación de repetir a quien me quiera leer, escuchar y entender, que hacer cosas aquí (por muy bien que los acojamos y les atendamos) no es la solución. La hemorragia seguirá en el tiempo mientras no se llegue al origen de la misma y se corte el flujo de sangre. Nuestro presidente, Ángel Víctor Torres, tiene que ponerse en su sitio, desde la cruda realidad que le da la razón. Por encima de partidismos y obediencias mal entendidos. Hay que hacer cosas en origen. Hay que echarle imaginación, recursos, dinero… No hay otra solución. Se sabe que Europa necesitará mano de obra y un determinado tanto por ciento de inmigración legal, regulada y controlada. Pero cientos de miles de seres humanos tienen que vivir dignamente en sus lugares de origen, donde ellos mismos quieren estar con su gente. Pero, repito, como dice Mons. Happe, tienen que tener algo que perder allí. Amén.

De izquierda a derecha: Ángel Víctor Torres (presidente de Canarias) Fernando Grande-Marlaska (ministro del Interior) y Román Rodríguez (vicepresidente canario)

LAS PATRONALES HOTELERAS, EJEMPLO DE UNIDAD

En tanto continúa esta cruda realidad, con la posibilidad añadida de que muchos inmigrantes puedan acercarse a nuestras costas estando contagiados por el COVID-19, los empresarios del sector del Turismo en Canarias no para de moverse y, según mi humilde saber y entender, dando un ejemplo de unidad de criterio y de acción, del que muchos deberían aprender. Por ello hoy dedico este párrafo de El Cotarro a los presidentes de las cuatro principales patronales canarias del sector: por la provincia de Santa Cruz de Tenerife Jorge Marichal González (Ashotel); por Gran Canaria, José María Mañaricúa (FEHT), por Lanzarote, Susana Pérez (FTL/Asolan) y por Fuerteventura, Antonio Hormiga (Asofuer). Los cuatro y desde la unidad, plantean al Gobierno de Canarias la urgente necesidad de hacer los test y reclaman con urgencia de AENA juegue el determinante papel que le corresponde en ello. Los cuatro presentes reunidos en la Presidencia del Gobierno de Canarias aseguraron que “es más que urgente la colaboración entre todos los agentes públicos y privados implicados en el desarrollo turístico para, cuanto antes, remontar esta situación”.Y ahí lo dejo.

Los presidentes de las patronales del Turismo: de izquierda a derecha: Antonio Hormiga (Asofuer), Susana Pérez (FTL/Asolan), Jorge Marichal (Ashotel) y José María Mañaricúa (FEHT)

RECONOCIMIENTO A UN GRAN Y DISCRETO TRABAJO

Todos sabemos que, muchas veces (más de lo que nos imaginamos) el éxito de un trabajo, un evento, una actividad, un proyecto, pasa por el trabajo meticuloso, callado y discreto que muchos profesionales, que, casi siempre pasan desapercibidos. En muchos casos, incluso, el éxito de ellos pasa por esa discreción, que ellos mismos procuran llevar. Pero lo cierto y verdad es que, gracias a ellos y su eficaz trabajo, las cosas salen perfectas o casi perfectas. Y eso es lo que ha querido poner en valor y reconocer públicamente el teniente general Carlos Palacios Zaforteza, jefe del Mando Canarias al condecorar a dos grandes profesionales con motivo del pasado Día de las Fuerzas Armadas, que también en nuestra tierra tuvo que celebrarse de forma restringida y de acuerdo con la situación, la normativa y los protocolos anti COVID-19.

Harold Rivero Pérez (i), Carlos Palacios Zaforteza (c) y Marcial Gómez Uribe

HAROLD RIVERO Y MARCIAL GÓMEZ, CONDECORADOS

En este caso fueron al personal civil ajeno a la estructura del Ejército de Tierra, que se había hecho acreedor a estas distinciones por diferentes motivos. Por ello nuestro “Capitán General”, Carlos Palacios, ha impuesto la Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco a Harold Rivero Pérez, jefe de protocolo del Cabildo de Tenerife, y a Marcial Gómez Uribe, jefe de torre del Aeropuerto de Tenerife Norte. El incansable HaroldRivero Pérez, constituye un leal enlace entre el Mando de Canarias y el Cabildo de Tenerife, demostrando, a lo largo de los años, su total predisposición y apoyo a todas las actividades conjuntas con las Fuerzas Armadas, cultivando con amistad y diligencia la relación entre ambas instituciones. Por su parte, Marcial Gómez Uribe, es un incondicional apoyo para el Batallón de Helicópteros de Maniobra VI. En todo momento ha facilitado la ejecución de misiones operativas de la unidad, además de impulsar la actualización y desarrollo de cartas de acuerdo. Ha sido un extraordinario e inestimable colaborador, asesorando constantemente tanto al Acuartelamiento Los Rodeos como al BHELMA VI.

Carlos Palacios saluda a Harold Rivero. El capitán general saluda a Marcial Gómez.

CAMBIO EN EL SANTUARIO DEL CRISTO DE LA LAGUNA

En el ámbito religioso (con permiso de los ateos, agnósticos y/o creyentes no practicantes) hay templos que, sin ser catedrales o parroquias, son especialmente queridos por la feligresía. Normalmente porque en los mismos se puede ver y venerar alguna imagen especialmente querida por la ciudadanía, muchas veces al margen y por encima de creencias y “practicancias”. Este es el caso del lagunero Real Santuario de San Miguel de las Victorias, que alberga y donde se custodia la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de La Laguna y que, seguramente por ello, es importante “caja de resonancia” en lo que a la pastoral de la fe católica se refiere. Por ello, el cargo de Rector del Real Santuario es especialmente relevante, y porque, paralelamente, quien lo ostenta, lleva implícito el cargo de “director espiritual” de la Pontificia Real y Venerable Esclavitud del Stmo. Cristo de La Laguna. Justo el día de hoy, si no estoy mal informado, se producirá “de facto” el relevo en dicho cargo, que ya se había anunciado hace días por nombramiento del obispo, Bernardo Álvarez Afonso.

El hasta ahora rector del Santuario, Daniel Padilla, a la izquierda de Francisco Doblas González de Aledo, actual Esclavo Mayor de la Esclavitud del Cristo (en el centro con la vara de Esclavo Mayor) junto al resto me miembros de su Junta de Gobierno.

VÍCTOR ÁLVAREZ TORRES RELEVA A DANIEL PADILLA

Hasta el día de hoy, el rector ha sido el tinerfeño Daniel Padilla Piñero, delegado pontificio para la Orden de los Hermanos de Belén, canónigo de la Catedral y profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de La Laguna y del Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias. Daniel Padilla fue protagonista el pasado mes de septiembre de una innecesaria polémica, durante la restringida celebración del tradicional Quinario en honor del Cristo de La laguna, cuando denunció al final de una misa la queja de algunos feligreses por el recorte de aforo en el Santuario y manifestó que apreciaba “cierto tufillo anticristiano”. Pasada la “tormenta mediática” y por nombramiento del obispo Bernardo Álvarez, le releva en el cargo el sacerdote Víctor Manuel Álvarez Torres, que actualmente es vicario general de la Diócesis Nivariense, delegado diocesano de Familia y Vida, consiliario del movimiento de Familias Cristianas y canónigo de la Catedral de La Laguna. Que estos cambios sean para el bien de ambos, cada uno en su sitio, y Dios en el de todos. Amén.

Víctor Manuel Álvarez, nuevo Rector del Real Santuario del Cristo de La Laguna.

Bnn_Careca